Estas son las carreras con más salidas para estudiar

Si eres de los que están en proceso de formación, tal vez te resulte útil saber cuáles son las carreras con más salidas en España. De este modo, podrás aumentar tus posibilidades de encontrar trabajo tras finalizar los estudios. De hecho, la adaptación al mercado laboral ha sido siempre una de las principales preocupaciones de los jóvenes, y no es para menos, dada las tasas de paro juvenil en nuestro país.

Cómo acertar con la elección de la carrera

Elegir una carrera es una decisión que puede marcar nuestro futuro y, por eso, debería estar muy meditada. Eso significa que no debes dejarte llevar simplemente por tus emociones. Está claro que es importante elegir un sector que nos guste, incluso que nos apasione, pero también debemos preguntarnos: ¿Qué carrera estudiar para tener más salidas? ¿Me permitirá encontrar trabajo después de estudiar?, ¿o solo se trata de un hobby?

Esa fina línea entre hacer lo que nos apetece y buscar algo que nos dé tranquilidad económica es el nivel que equilibra la balanza. Por eso, para acertar con la elección de la carrera, una buena idea será informarnos de cuáles son las profesiones con más futuro en nuestro país y, de este modo, elegir cuál es la que más nos motiva.

También es importante elegir un buen centro de estudios donde no solo le dediquen tiempo a la teoría, sino que también ofrezcan prácticas. Muchas veces aprendemos más haciendo las cosas que estudiándolas. Por eso, la elección del centro debería ser uno de los pasos más decisivos, junto con la carrera o el grado que quieras estudiar.

Profesiones con más demanda en España

Turismo

Tras el mazazo de la pandemia en el sector, se espera que el turismo se reinvente en breve y se digitalice, por lo que los nuevos profesionales con conocimientos en la gestión de esta área van a estar muy solicitados. La formación necesaria para administrar el alojamiento y asegurar tanto la acogida como la atención al cliente, en cualquier tipo de establecimientos turísticos, será fundamental para adquirir las nuevas competencias profesionales y, de este modo, desarrollar la profesión del futuro.

Poner al cliente en el centro del negocio, ofrecerle servicios adecuados y atender a sus necesidades son los principales objetivos que se ha impuesto el sector para volver a atraer turistas. Saber gestionar y dar una salida adecuada a estos servicios te habilitará para ejercer trabajos como jefe de recepción y reservas, director de áreas de alojamiento, coordinador de calidad, gestor de casas rurales, residencias u hospitales, ​o comercial de establecimientos turísticos.

Otra de las salidas más potentes que ofrece la formación en turismo es la de convertirte en guía turístico. Estos profesionales deberán promocionar, planificar e informar acerca de los diferentes destinos turísticos, las zonas de interés o las mejores épocas para viajar a un destino concreto a los visitantes. La demanda de este tipo de puestos puede ser en eventos, terminales o cualquier medio de transporte.

Marketing y/o publicidad

La formación en marketing es transversal a todos los sectores del mercado, ya que siempre te puedes especializar en un área concreta de la industria (tecnología, alimentación, gastronomía…). No hay que olvidar que tanto la publicidad como el marketing son dos ámbitos en claro crecimiento, y que cuentan con grandes ofertas laborales.

Los cambios que siempre rodean a estas disciplinas (digitalización, hábitos de los consumidores, nuevas competencias en el mercado) las convierten en una especialización en constante cambio y con grandes necesidades de formación. Las nuevas formas de comunicación también han favorecido la aparición de diferentes canales que hay que conocer y aprender a utilizar a nivel empresarial.

Las ventas necesitan profesionales innovadores, con nuevas ideas y que tengan conocimiento de lo último que se aplica en el mercado, para así hacer crecer la facturación de los negocios. Al mismo tiempo, estos profesionales tienen que lidiar con la necesidad de mantener la imagen de marca y las opiniones negativas de algunos consumidores. En definitiva, se trata de un sector muy dinámico.

La gestión deportiva

El boom experimentado en torno a los eventos deportivos ha provocado el nacimiento y desarrollo de nuevas profesiones, ligadas a la necesidad de satisfacer ciertas necesidades de gestión en esta área. La formación en gestión deportiva viene a dar respuesta a una oferta que no encontraba a demandantes con suficiente experiencia.

Además, se trata de una profesión que tiene un alcance más allá de nuestras fronteras, y que da respuesta a toda la estructura organizativa relacionada con cualquier deporte. La perspectiva de empleo de este tipo de carreras es sólida y sirve como base a futuras carreras. Empresas relacionadas con el ocio deportivo agradecerán la incorporación de candidatos con este perfil, sobre todo si han realizado actividades extraescolares más prácticas y relacionadas con esta temática.

Entre las materias que se abordan en esta clase de formación destacan el marketing deportivo, el negocio del deporte, todo aquello relacionado con la salud y el fitness y también algo de coaching.

Finanzas

Las finanzas y la administración forman parte de otra carrera transversal a muchas profesiones; es decir, que tiene un montón de salidas laborales. Las capacidades que se aprenden en este tipo de carreras están relacionadas con los procesos contables, fiscales, laborales, financieros y comerciales de una empresa privada o de la propia administración.

Por tanto, los futuros profesionales van a ser capaces de ejecutar y organizar diferentes operaciones administrativas y de gestión, podrán aplicar la normativa vigente de la gestión de calidad de los procesos y serán capaces de asegurar la satisfacción de empleados y clientes de su futura empresa. Las salidas laborales también incluyen las relacionadas con la protección del medio ambiente y la prevención de los riesgos laborales.

Entre las materias que se estudian en esta carrera están las relacionadas con tecnología (paquete de ofimática), con los recursos humanos (gestión documental, responsabilidad social corporativa, formación y orientación laboral…) y, por supuesto, con la contabilidad (finanzas, actividad comercial, gestión comercial…).

En definitiva, a la hora de plantearte qué quieres estudiar, echa un vistazo a las carreras con más salida, como marketing, turismo o finanzas. De esta manera, te asegurarás un puesto de trabajo al acabar los estudios.

¿Necesitas más información sobre nuestros másters, grados o cursos? Contacta aquí

Cómo va a cambiar el turismo en el mundo tras la COVID

El golpe que ha recibido el sector turístico y de viajes como consecuencia de la irrupción de la pandemia del coronavirus ha sido tan fuerte como puede ser su recuperación. No obstante, el turismo tras la COVID volverá a crecer de una forma gradual, según las estimaciones que han hecho las organizaciones internacionales del sector. A través de una evolución que se materializará en una mayor innovación, especialización y, sobre todo, aparición de nuevos nichos de negocio.

El turismo durante la COVID

Desde la aparición de la pandemia habrá un antes y un después en una de las industrias más potentes en el mundo occidental. Debido a la sorpresiva expansión del coronavirus (SARS-CoV-2) la llegada de turistas a nivel internacional se redujo sensiblemente.

Con un descenso en torno al 74 % respecto al año anterior, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). La enfermedad en las vías respiratorias fue la causante de que la bajada interanual alcanzase el 84 % en la región de Asia y Pacífico. Mientras, en Europa y América llegó al 70 %.

Estos datos han evidenciado la gran exposición de los viajes y el ocio a fenómenos de la naturaleza, como en este caso a la pandemia. A los pocos días de producirse el estado de emergencia, en buena parte de los países del planeta se produjo un doble efecto.

Por una parte, la cancelación de viajes y desplazamientos en avión en las agencias minoristas, compañías aéreas y turoperadores. Mientras que, por otro lado, el flujo de turistas o visitantes se redujo en tres cuartas partes en relación con los meses precedentes, con un impacto económico muy grave sobre sus empresas y las economías nacionales y con un cierre de muchos de los alojamientos hoteleros en los países más afectados por los efectos de la pandemia de este patógeno.

El turismo después de la COVID

Por lo que respecta a la evolución del sector turístico, una de las claves para que entiendas su transformación será descifrando cómo vamos a viajar en el futuro. Bajo esta incógnita que ha traído la alarma sanitaria en 2020, desde marzo de 2021 se ha iniciado una recuperación en el sector, ratificada a medida que pasan las semanas y la vacunación contra la COVID. Esta se va incrementando entre la población de los principales países, hasta el punto de que los vuelos programados en todo el planeta han aumentado en torno al 90 %.

De esta forma, la actividad turística volverá poco a poco y con mayor fuerza, aunque aportando cambios conceptuales, debido a que los viajes se han convertido en una necesidad de la sociedad. De la misma manera, estos forma parte de los hábitos de muchas personas. En este contexto, esta crisis puede tomarse como una oportunidad para crecer de una manera más racional, al igual que transformar las relaciones del turismo con el medio ambiente, los cambios climáticos y también la economía.

En este sentido, las perspectivas que ha puesto de manifiesto la Organización Mundial del Turismo son optimistas para este año, siempre y cuando exista mayor coordinación de los países en relación a los protocolos de viaje.

Basándose en las tendencias actuales, la OMT prevé un incremento de los viajes internacionales en la segunda parte del año para, poco a poco, ir recuperando los niveles generados antes de marzo de 2020. Aunque, para ello, será necesario variar algunas estrategias en los subsectores (agencias de viajes, líneas áreas, alojamiento, etc.).

La incidencia que ha tenido la pandemia del coronavirus va a traer una serie de cambios en el segmento vacacional y turístico, hasta el punto de que se va a perfilar un nuevo concepto en el sector. Este estará basado en las siguientes tendencias que mencionamos a continuación.

Aprovechamiento de las tecnologías

El uso de las nuevas tecnologías se va a imponer en la gestión de la oferta turística. No solo para optimizar la demanda, sino para abaratar los costes. Será un proceso más rápido y eficaz para atender a las necesidades de los clientes.

Diversificación de la oferta

Una de las consecuencias de este hecho sanitario será la implantación de una oferta más rica y con diferentes contenidos, como la basada en propuestas culturales, ecológicas o educativas. Se alejará, en cierta manera, de los destinos de sol y playa a través de una oferta más plural en donde prime una mayor desestacionalización.

Potenciación del turismo local

El protagonismo del ámbito local se constituirá en una fuente descentralizadora de la demanda mundial. Un ejemplo de esta tendencia estará representado por el turismo rural, que verá que en los próximos años incrementará su demanda en buena parte de los países de todo el planeta.

Viajes más programados

A partir de los próximos años, los viajes serán más excepcionales que hasta ahora, pero a cambio de estar más programados y personalizados en función de las necesidades reales de los usuarios.

Crecimiento del turismo residencial

Como consecuencia de las precauciones sanitarias impuestas por las autoridades, se generará el aumento de algunos nichos de mercado dentro del sector turístico hasta ahora olvidados. Por ejemplo, el residencial o local, que contará con mayor presencia en los programas de las agencias de viaje.

Recuperación más lenta del business travel

El turismo de reuniones (congresos, ferias, etc.) tendrá una recuperación más lenta que la del vacacional. Poco a poco volverá a su punto de encuentro de antes de la pandemia, debido a la necesidad de las empresas y profesionales de comercializar y dar a conocer sus productos y servicios en otros lugares o destinos. De la misma manera que, como consecuencia de ello, se forme un mundo más globalizado desde el punto de vista económico.

Ante este escenario, uno de los efectos de la crisis sanitaria es que se van a crear sinergias inexistentes, igual que el turismo tras la COVID va a originar que los sectores se vean como aliados para implementar una oferta de viajes más sugerente. Estarán integrados en un segmento empresarial con alta capacidad de adaptación, flexibilidad e innovador.