Grado en Turismo: La carrera que nunca decae

Estudiar turismo tiene futuro ya sea porque a nivel mundial la globalización ha impulsado aún más la voluntad de viajar o porque a nivel nacional España es una de las principales potencias turísticas. Sin duda, las oportunidades laborales de este campo son inmensas. ¿Te gustaría saber más sobre el tema?

¿Por qué estudiar Turismo siempre tiene mucho futuro?

La economía española se sustenta, en gran medida, en el turismo. Es uno de los motores principales de nuestro país y, por ello, un elemento decisivo en los ingresos y la empleabilidad nacional.

Así, promedia cerca del 15 % del empleo español en la última década. Entre dos millones y medio y tres millones de personas se dedican a actividades turísticas. Y son anualmente alrededor de 80 millones los visitantes extranjeros que vienen a nuestro país.

Es cierto que la pandemia ha supuesto un freno coyuntural a los viajes nacionales e internacionales. Sin embargo, conforme se ha venido superando, la actividad turística está recuperando sus cifras habituales. Las previsiones establecen que, con la normalidad totalmente recuperada, volveremos a los niveles de partida y pronto los superaremos.

El sector turístico es, por ello, un campo de actividad de presente y de futuro: precisa profesionales cualificados, demanda talento y busca especialistas formados. Las nuevas alternativas viajeras, como el turismo rural o las experiencias de aventura, están acabando con la tradicional estacionalidad. De este modo, todo el sector no cesa de revitalizarse.

Las tendencias sociales, por otra parte, conciben los viajes como un valor muy positivo. Por supuesto, como recurso lúdico o de ocio. Pero también, sobre todo entre los jóvenes, como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal.

El auge de Internet y la gestión online de servicios turísticos han modificado la manera tradicional de desenvolverse en este campo. Al mismo tiempo, impulsa la aparición de nuevos mercados, clientes y oportunidades de negocio. Un profesional con formación universitaria en Turismo está en condiciones de aprovecharlos al máximo.

Adicionalmente, se trata de un ámbito de actividad motivador y muy satisfactorio para gran cantidad de personas. En la actualidad, acceder a un puesto de trabajo estimulante es otra buena razón para quien se pregunta por qué estudiar turismo.

Salidas profesionales de la carrera de Turismo

Estamos hablando de una de las carreras con salidas laborales más diversas. Si decides especializarte en este campo, cuando hayas obtenido tu título estarás en condiciones de desempeñar múltiples funciones en muy distintos roles y áreas de actuación.

A continuación, te presentamos cuáles son los principales ámbitos de desempeño turístico en los que podrás desenvolverte:

Dirección de empresas u organizaciones turísticas. La graduación de la carrera en Turismo te faculta y capacita para asumir la gestión de cualquier institución que se desenvuelva en este sector ya sea desde un complejo hotelero a un empresa de turismo multiaventura. ¿Te imaginas convertirte en el director general de Turismo de tu comunidad autónoma?

Organización de eventos, ferias y congresos. Muchos de los artífices y gestores de estos formatos cuentan con formación turística. Sobre todo, cuando están relacionados con entornos geográficos o ubicaciones específicas. Es una labor tan exigente como apasionante, pues implica definir una estrategia de marketing, encontrar patrocinadores, gestionar la logística y hacer realidad ese acto experiencial determinado.

Consultoría turística. ¿Te ves asesorando a los demás, particulares o empresas, sobre los destinos, itinerarios, medios de transporte y alojamientos, por ejemplo, ideales para cualquier tipo de viaje? Esta labor es de suma importancia.

Marketing turístico. Es uno de los campos de actuación más atractivos, y complejos, a los que podrías dedicarte. Estos profesionales asumen la función de dinamizar e impulsar la imagen de marca y las acciones promocionales de organizaciones o destinos turísticos concretos. El objetivo es claro: destacar entre todas las posibilidades existentes, abrir nuevos mercados, asociarse a valores atractivos y promover la llegada de turistas, visitantes o viajeros a partir de unos objetivos mercadológicos previamente establecidos.

Creación de paquetes o productos turísticos. Es una labor muy creativa, a través de la cual vas a combinar recursos para lanzar opciones turísticas únicas. La creación de rutas, como la de Goya en Aragón o la de los santuarios marianos en España, Francia y Portugal, son estupendos ejemplos de esta actividad. Conocer al público, ser imaginativo y contar con la capacidad gestora y comunicacional para implicar a todas las partes conforman los rasgos de partida para triunfar en este campo.

Combinación perfecta: Turismo y Marketing

La principal dificultad a la que se enfrentan las empresas y las organizaciones turísticas es la comercialización. Aunque la demanda sigue creciendo, la oferta es cada vez mayor, de más calidad y mucho más específica.

Por eso, los profesionales del Turismo más cualificados se decantan por completar su formación universitaria con conocimientos de Marketing. De este modo, adquieren una capacitación adicional, muy valiosa para el desempeño de sus responsabilidades.

Estas son las razones de por qué estudiar Turismo y Marketing conjuntamente:

Una visión ampliada. La perspectiva personal crece gracias a esta disciplina que parte del conocimiento de los públicos. Aproximarse a nuevas culturas, modelos de pensamiento y técnicas es muy positivo.

Competencias multiplicadas. Los especialistas en mercadotecnia suelen mejorar su visión creativa y su capacidad de comunicación.

Actualización. La innovación es el campo habitual de trabajo de los mercadólogos. Esta predisposición es muy productiva en el campo del turismo.

Remuneración superior. Los resultados determinan cuánto vamos a cobrar como profesionales. Gracias al marketing, aumentarás tu productividad y tus ingresos.

Voluntad de servicio. Si has elegido turismo por pura vocación, te sentirás mucho más realizado al darte cuenta de cómo ayudas eficazmente a tus clientes y a la sociedad en general. Los conocimientos y las competencias de marketing te ayudarán a conseguirlo.

En definitiva, estudiar turismo tiene futuro y un gran presente en España. Es uno de los sectores económicos decisivos para el país. Además, responde a esa mentalidad actual globalizada que es más que una tendencia: la búsqueda de nuevas experiencias personales, allende las fronteras. Por lo tanto, estudiar turismo en Barcelona es una decisión inteligente que aclarará muy positivamente tu camino.

¿necesitas más información sobre el Grado de Turismo? Pide información aquí

Razones para estudiar el Grado de Turismo: una apuesta de futuro

Estudiar el Grado en Turismo es uno de los destinos estudiantiles más demandados en estos momentos. Tanto es así, que es muy posible que tú mismo te encuentres en la tesitura de si estudiarlo o no. Si ese es el caso, con total seguridad te va a interesar conocer las razones más destacables por las que decidirte afirmativamente.

Por todo ello, a lo largo de este artículo vamos a señalarte los motivos a tener en cuenta a la hora de adentrarse en el mundo de los estudios universitarios en el ámbito del turismo.

Razones por las que estudiar el Grado en Turismo

Estudiar turismo puede ser, en sí misma, una experiencia maravillosa. Sin embargo, en muchas ocasiones se realizan unos u otros estudios no por lo que los estudios son en sí, sino por las salidas que ofrecen al mundo laboral. Al ser esto así, nosotros vamos a centrarnos aquí en mostrarte los tres pilares fundamentales de esta carrera en relación con su viabilidad laboral y de futuro.

La potencialidad del sector: el futuro es del turismo

En el año 2019, 1400 millones de personas viajaron en todo el mundo. Estas enormes cifras, aunque puedan parecer impresionantes, no son más que una pequeña muestra de los niveles que esta industria alcanzará en un futuro próximo. De hecho, entre 2017 y 2019 el turismo mundial aumentó hasta en un 10 %, señalando la proyección que, sin ninguna duda, va darse durante los próximos años.

El aumento mundial y progresivo de la riqueza en los países suele traducirse inmediatamente en un crecimiento de la demanda de turismo. Países con enormes poblaciones como India o China están sufriendo grandísimos aumentos en sus niveles económicos, lo que va generando una masa de potenciales turistas. Esto, por supuesto, es aplicable a muchos otros países en vías de desarrollo.

estudiar turismo

De esta manera, frente a otros sectores en los que la tecnología actúa de forma negativa, dejándolos obsoletos, este no es el caso del turismo. De hecho, la mejoría en las comunicaciones y servicios de transporte a través de los avances científicos supone un enorme incentivo al turismo.

En definitiva, gastar tiempo y dinero en estudios del ámbito turístico supone, sin ninguna duda, la realización de una inversión segura. Cifras de turistas, porcentajes de gasto, número de visitantes… lo que se vive hoy en día no es más que un adelanto de lo que acabará siendo en años próximos. Todos los indicadores de la Organización Mundial del Turismo así lo indican. La potencialidad del sector es difícilmente comparable con la de cualquier otra industria actualmente existente, y este debe ser uno de los motivos que has de tener en cuenta para decidirte o no por dedicarte profesionalmente a ello.

Amplitud de salidas: sinónimo de empleo

Cuando se habla del turismo, en realidad se está refiriendo a un conjunto enorme de diferentes trabajos. Esta industria se compone, en realidad, por toda una amalgama de puestos diferentes. Si llevas a cabo los estudios de turismo, en realidad estás abriendo una cantidad inconmensurable de puertas diferentes. Los empleos que potencialmente se recogen dentro del paraguas del turismo son, técnicamente, infinitos, pues recorren todas las capas de bienes y servicios relacionados con este sector.

Todo esto implica que las salidas del Grado en Turismo sean numerosísimas. Al contrario de lo que ocurre en otros muchos ámbitos de trabajo mucho más estancados y cerrados, este presenta un abanico amplísimo de salidas. El catálogo general de posibles trabajos que un titulado en estos estudios puede realizar es tan grande que muy difícilmente no se acaba encontrando empleo.

Si bien podemos referirte aquí a salidas (como las agencias de turismo, el marketing de viajes, la organización de eventos, la dirección de grupos, el trabajo hotelero…) el futuro todavía está por determinar, y muchos trabajos que ni siquiera hoy existen pueden ser aquellos que te esperen tras tus estudios. Desde los empleos más directamente relacionados con el mundo de los negocios hasta aquellos de corte artístico y cultural, todo cabe en este sector.

Todo ello conlleva, además, que no sea esta una carrera que exija una vocación determinada. Dentro de los estudios de este tipo tienen cabida personas que no tienen formada una idea clara y definitiva de aquello a lo que quieren dedicarse. Eso sí, en general, esta carrera será especialmente adecuada para todo aquel que tenga una especial tendencia al arte, la historia, la geografía, los idiomas y el trabajo cara al público.

Dinamismo laboral: constante cambio

De todo lo dicho anteriormente se deriva una consecuencia fundamental: estos estudios se encuadran en un sector en constante cambio. Si se suma el hecho de que el futuro es todavía muy incierto en este ámbito (pero, en todo caso, completamente esperanzador) y la realidad de la amplitud de salidas laborales que estos estudios presentan, la conclusión solo puede ser una. El dinamismo está en el ADN del turismo.

Frente a la monotonía y regularidad de otros muchos estudios, este presenta una realidad evidente: cada día será distinto al anterior y ser capaz de imaginar el futuro con concreción es absolutamente imposible. Al ser esto así, si tú no deseas quedarte anclado a un mismo lugar, realizando un trabajo absolutamente monótono y en el que no cuentas con ningún aliciente que te empuje a ser feliz, el turismo es lo tuyo. El enriquecimiento personal derivado de su dinamismo intrínseco te brindará experiencias impagables.

Además, conforme vayas ganando experiencia y aprendas del contacto con el sector profesional, podrás ir adecuando tu actividad a tus proyectos más personales. Fundar tu propio negocio turístico, emprender y crear… todo será posible, pues aquí no existe el estancamiento propio de otros puestos de trabajo mucho más tradicionales.

En conclusión, si estás dudando acerca de estudiar el Grado en Turismo, los motivos aquí recogidos serán de enorme utilidad para decantarte por hacerlo. La potencialidad futura, el dinamismo del día a día y la amplitud de salidas laborales tendrán que ser, sin ninguna duda, elementos a tener en cuenta para optar por esta maravillosa carrera.