Trabajar en compañias aéreas, una buena opción

Cada vez hay más gente interesada en trabajar en compañías aéreas y aeropuertos en diferentes posiciones. Dado el incremento del tráfico aéreo en los últimos años, la demanda de profesionales de la aviación y personal de tierra va en aumento. En los próximos apartados vamos a destacar las posiciones más destacadas con una especial atención en el agente de operaciones de vuelo.

Salidas laborales en compañías aéreas y aeropuertos

Trabajar en aeropuertos y aerolíneas es una opción cada vez más común para muchos profesionales que siempre han sentido interés por este sector o que han incursionado en él debido al gran número de salidas profesionales que ofrece.

Piloto

Ser piloto es uno de los trabajos más lucrativos en la industria de la aviación. La principal responsabilidad de un piloto es el transporte seguro de pasajeros y carga a sus respectivos destinos. Sus deberes diarios pueden incluir:

-Crear planes de vuelo basados ​​en aeronaves y condiciones climáticas.

-Realizar verificaciones de aeronaves antes de cada vuelo.

-Cumplir con las normas de vuelo y las pautas de seguridad.

-Comunicarse y coordinarse con el control de tráfico aéreo para un despegue y aterrizaje seguros.

-Comprobación de los instrumentos de la cabina para detectar cualquier mal funcionamiento.

-Trabajar con los asistentes de vuelo para garantizar que los pasajeros sigan las instrucciones de seguridad.

-Presentación de informes sobre el estado de una aeronave al aterrizar.

Los pilotos pueden trabajar como pilotos comerciales o volar jets privados para organizaciones o individuos que poseen aviones personales. Otra forma de convertirse en piloto es unirse a las fuerzas armadas como piloto de la fuerza aérea, el ejército o la marina.

Asistente de vuelo

Las aerolíneas contratan asistentes de vuelo para que sirvan como tripulación de cabina. El trabajo requiere garantizar la seguridad y la comodidad de los pasajeros para una experiencia de vuelo sin problemas. Es más probable que los asistentes trabajen en la aviación civil a través de aerolíneas comerciales.

La mayoría de las empresas que contratan asistentes de vuelo esperan que sus empleados tengan una certificación de secundaria superior o un equivalente, como la prueba de acceso a la universidad. Un título en turismo también puede impulsar las perspectivas de empleabilidad. La mayoría de los asistentes de vuelo también se someten a un entrenamiento intensivo después de su educación. Tener sólidas habilidades de comunicación, hablar con fluidez idiomas internacionales y dominar las habilidades básicas de computación y matemáticas es una ventaja adicional.

Personal de tierra

Trabajando en turnos, el personal de tierra se encarga de las operaciones de los pasajeros, como transferencias, controles de seguridad y accesibilidad. Suelen asistir a los viajeros:

-Proporcionan información importante y responden consultas.

-Dan actualizaciones sobre los detalles del vuelo.

-Ayudan a los pasajeros con capacidades diferentes.

Su trabajo principal es cuidar de los pasajeros que pasan por un aeropuerto y garantizar que su visita se desarrolle de la mejor manera posible.

Qué tipo de trabajo realiza un agente de operaciones de vuelo

Un agente de operaciones trabaja en la gestión operativa del aeropuerto. Este trabajo implica una variedad de tareas para mantener un aeropuerto funcionando sin problemas, y puede requerir trabajar en horarios nocturnos si la instalación opera temprano en la mañana o tarde en la noche o en la madrugada. La seguridad es una preocupación importante para los aeropuertos de todos los tamaños, por lo que tener formación en seguridad puede ser beneficioso.

Los agentes salientes pueden brindar un informe cuando un agente de operaciones llega a su turno. Pueden hablar sobre el horario de vuelo del día, así como cualquier problema que haya surgido. Los agentes deben poder responder rápidamente a las emergencias mientras mantienen el funcionamiento del aeropuerto sin problemas. Colaboran con el personal del aeropuerto en una variedad de ámbitos, incluidas las solicitudes de aterrizaje de emergencia y los ajustes de horarios de las aerolíneas debido a fallos en los equipos.

Los agentes, aunque en ocasiones cuentan con su propia oficina, suelen desarrollar sus labores por el aeropuerto. Con frecuencia, ayudan al personal con los problemas y se reúnen con varios de los trabajadores a lo largo del día para estudiar el nivel de seguridad. Se puede llamar a un agente de operaciones para que coordine una evacuación del aeropuerto o trabaje con el personal para cambiar la ruta y mantener la pista despejada en caso de que surja un problema. Las habilidades de comunicación son esenciales para este trabajo, que requiere la interacción diaria con una gran variedad de personas mientras se realizan múltiples tareas, particularmente en un gran aeropuerto internacional.

Las aerolíneas pueden emplear sus propios agentes de operaciones para coordinar al personal, despertar a los miembros de la tripulación y presentar la documentación necesaria ante las autoridades. Colaboran con el personal del aeropuerto para abordar los problemas de seguridad y garantizar que se cumplan los estándares del transportista y del aeropuerto. Estos requisitos incluyen documentación de vuelo, protocolos de seguridad y capacitación del personal. Para mantener la línea aérea a tiempo, los agentes de operaciones pueden comunicarse con los agentes de la puerta, el personal de tierra y los representantes del centro de llamadas.

Estudios de agente de operaciones de vuelo

La formación que debe asumir un agente de operaciones de vuelo es diversa y está destinada a dotar al futuro profesional de una perspectiva, teórica y técnica que le permita ejercer sus funciones con eficacia.

Los conocimientos que debe tener pueden estar dentro de los campos de la cartografía, la aviación, las unidades o los sistemas de vuelo.

Dónde realizar estos estudios

En Escola Universitària Formatic Barcelona puedes cursar la formación necesaria para ejercer como agente de operaciones de vuelo. Se trata de una formación de 4 meses semipresencial/online que te llevará a través de diferentes unidades destinadas a facilitar tu comprensión del puesto y otras materias asociadas. El curso está orientado a las principales salidas profesionales de esta posición.

Como ves, trabajar en compañías aéreas como agente de operaciones de vuelo es una opción a tu alcance, bien remunerada y con mucha demanda en estos días.

Si necesitas más información puedes pedirla aquí

 

¿Conoces los rasgos esenciales que poseen todas las personas que estudian Turismo?

El sector turístico tiene una importancia vital en nuestro país. Y es que, buena parte del empleo que se genera en España está relacionado con él. Guías e informadores turísticos, recepcionistas, agentes de viaje… Un sector que abarca una gran cantidad de empleos diferentes, pero con un objetivo común: Servir al turista con profesionalidad. En este sentido,, cabría preguntarse: ¿Cuáles deben ser las características del profesional del turismo? Vamos a hacer un repaso por algunas de ellas.

¿Cuáles son los principales rasgos que una persona debe tener para estudiar Turismo?

Si quieres ser un buen profesional del turismo es imprescindibles que tengas presente ciertas habilidades fundamentales.

1. Gran vocación

El primer rasgo que debe tener una persona que quiera estudiar turismo o cualquier otra profesión es la vocación. Cuando tienes vocación, estás dispuesto a pasar horas estudiando y a ejercer tu trabajo con profesionalidad. Cuando se estudia sin sentir una verdadera vocación por ello, todo se hace cuesta arriba.

2. Pasión por la historia, la cultura y la naturaleza

Tu trabajo estará directamente relacionado con la promoción de la historia, el arte, la cultura y la naturaleza de la ciudad en la que vayas a trabajar. Es por esto que tienes que ser un apasionado de ello, para transmitirlo con entusiasmo a otras personas.

3. Ganas de aprender

Entre las cualidades para estudiar turismo, destaca las ganas de aprender. Y es que, esta es una profesión en la que hay que actualizar conocimientos continuamente y adaptarse a las necesidades del mercado del momento. Por eso, sin esta cualidad nunca podrás llegar a ser un buen profesional.

4. Actitud para trabajar en equipo

El turismo es uno de los sectores en los que más se trabaja en equipo. Por eso, y desde el comienzo de estos estudios, tienes que aprender a trabajar con otras personas de una manera responsable y eficiente. Formáis parte de una cadena y tú, como eslabón, no les puedes fallar. Participa en los trabajos de grupo poniendo el 100 % de ti.

5. Extroversión

El profesional del turismo está permanentemente en contacto con otras personas y de muy diferentes países, ya sea como recepcionista o informador turístico, por ejemplo. Por ese motivo, ante todo tienes que ser extrovertido y perder el miedo y la vergüenza a expresarte ante los demás. El carácter abierto, sincero y amable va a ser una de tus principales armas en este trabajo. Cultívala poco a poco antes de lanzarte al mercado laboral.

6. Seguridad en ti mismo

En el turismo, la seguridad en uno mismo es fundamental. Si tienes que dirigir a un equipo en un hotel, acompañar a un grupo de turistas por una ciudad o recomendar los mejores hoteles en una agencia de viajes, tienes que estar seguro de ti mismo y, además, transmitir esa seguridad a las personas a tu cargo. Recuerda que tú eres el jefe.

7. Facilidad para los idiomas

Los idiomas son imprescindibles en el mundo del turismo, al menos el inglés tienes que dominarlo a la perfección. Así es que, piensa bien si realmente tienes facilidad para aprenderlos porque esta es una herramienta imprescindible que no te puede faltar para comunicarte con clientes de otros países, ya sea como recepcionista, guía turístico o responsable de hotel.

 

Habilidades para triunfar en el sector turístico

Si quieres triunfar en el sector del turismo, tienes que tener sí o sí unas habilidades concretas; algunas quizás sean innatas en ti y otras seguramente tendrás que aprenderlas. Te descubrimos las habilidades para estudiar turismo que no te pueden faltar.

1. Capacidad para comunicar

Quizás esta sea una de las habilidades más importantes que deba tener el profesional del turismo. Debe saber comunicarse a la perfección con su equipo de trabajo y con los visitantes… Y es que, en el turismo, la información exacta y bien dada es fundamental. A la hora de comunicar bien, trata de ser agradable, claro y conciso en tus explicaciones.

2. Amabilidad

Las personas que se dedican al sector del turismo son la cara visible de un país. La impresión que se llevan las personas del sitio que han visitado está, en buena medida, condicionada por el trato que han recibido de los profesionales del turismo. Así es que, aunque tengas un mal día o problemas personales, siempre tienes que tratar a los turistas con amabilidad. Recuerda que estás vendiendo tu país y que con tu trato puedes conseguir que vuelvan a venir de nuevo.

3. Resolución

Una persona que se dedica al turismo se va a encontrar en muchas situaciones a veces difíciles de resolver y en un breve espacio de tiempo. Esto requiere de una persona eficiente y que se crezca ante las adversidades. Para trabajar en el turismo tienes que ser, ante todo, resolutivo.

4. Empatía

Si quieres ser el mejor profesional tienes que ponerte en el lugar del turista. Ten en cuenta que ellos están fuera de su país y necesitan a alguien que comprenda qué situación están viviendo y que los ayude a resolverla sin miedo ni incertidumbre. Empatiza con esas personas que han sufrido un robo, que han perdido las maletas o que se han perdido en la ciudad.

5. Creatividad

El mundo del turismo cambia a pasos agigantados, lo que ayer era una moda y encantaba, hoy ya no funciona y el turista pide otra cosa. Es por eso, que tienes que ser creativo y adaptarte a los nuevos tiempos. Haz un plan de trabajo creativo en el que des respuestas a las necesidades de los turistas de ese momento. Sé imaginativo a la hora de programar una visita o un plan de excursiones, por ejemplo.

6. Paciencia

Todos los trabajos requieren grandes dosis de paciencia y el mundo del turismo no se queda atrás en ello. Atender las necesidades de grandes cantidades de turistas como se merecen y como si lo hicieras por primera vez, requiere de ti una dosis extra de paciencia.

Ahora que ya conoces las características del profesional turismo, interiorízalas y conviértete en un excelente profesional.

¿Te gustaria estudiar Turismo? Consulta nuestro Grado de Turismo aquí o pide más información en nuestro formulario

Porque especializarse en Agente de viajes

Hay personas que siguen prefiriendo un servicio de calidad a la hora de organizar un viaje, esa es la función del agente de viajes, ofrecer la mejor experiencia con la mayor seguridad, para que todo salga según lo previsto.

Al contrario de lo que se podría pensar, una agencia de viajes puede resultar más económica y, sobre todo, más fácil que organizar el viaje uno mismo.

La importancia de las agencias de viajes en el sector turístico

Sigue siendo necesaria la función del agente de viajes. Ante todo, cuando tienes que preparar un viaje complejo donde se requiere asesoría de un experto.

La agencia de viajes puede brindarte recorridos turísticos, organizar grupos con todo lo que se requiera, dependiendo de lo que necesites.

Además de darte una mayor seguridad a la hora de adquirir los viajes, ya que se tiene más garantía real al acudir a una oficina, y te evitas comprar viajes de dudosa reputación a través de internet en sitios que puede que no sean seguros.

¿Cuáles son las funciones principales que desempeñan los agentes de viajes?

Los agentes de viajes pueden realizar muchas funciones, entre las principales se encuentran las siguientes:

-Asesorar al cliente según las necesidades que tenga.

-Gestionar las reservas.

-Comercializar y promover los productos turísticos.

-Intermediar entre operadores de turismo y empresas de alojamiento.

-Brindar información turística.

En ocasiones, pueden ayudarte en otras funciones secundarias como buscar pólizas de seguro, fletes de transportes o alquiler de vehículos, cambio de divisas y, en definitiva, solventar cualquier contratiempo que se pueda presentar antes o durante el viaje.

En grupos, pueden organizarte visitas guiadas, contratar a un guía, un traductor local o la compra de entradas de espectáculos, museos, parque de atracciones o cualquier otra cosa que tenga relación con el viaje en cuestión.

 

La apuesta que va a marcar el futuro de las agencias de viajes

Hoy en día, es muy común buscar las mejores ofertas de viajes a través de la red, pero aún así, se corre el riesgo de que lo adquirido por internet se ajuste a las necesidades reales del viajero.

Sobre todo, cuando no se conoce bien el sitio o se hacen viajes en grupo, es importante acudir a un profesional que podrá aconsejar sobre los pros y contras del viaje.

Las agencias de viaje deben modernizarse para estar a la vanguardia de la tecnología, con el fin de realizar una mejor gestión que la realizada por un sistema de autor reserva.

No solamente deben poder gestionar todo el proceso del viaje, además deben de ser capaces de captar a los interesados a través de los medios en línea.

La visibilidad en internet es fundamental y las agencias de viajes deben adaptarse a los medios digitales para no perder la carrera y quedarse obsoletas.

Con las herramientas adecuadas, el agente de viajes podrá ofrecerte una mayor garantía que las encontradas por internet y de ese modo, despejarte las dudas ofreciendo una mayor seguridad.

El servicio personal que ofrecen las agencias de viajes es un valor añadido que muchos viajeros aprecian, es, sin duda, uno de los puntos a favor.

Ya sea de manera presencial o a través de los diferentes medios de comunicación actuales, las agencias de viajes deben poder comunicarse de manera fluida con los clientes.

¿En qué consiste la especialización en agente de viajes?

Consiste en especializarse en un único sector, buscando un nicho y dedicándose únicamente a él. Puede ser buscar un único destino que vender, un tipo de viaje concreto o un grupo específico de turistas.

Como, por ejemplo:

-Segmento como estudiantes, viajeros extremos, tercera edad, viajeros solitarios, etc.

-Temáticos como viajes culturales, viajes gastronómicos o deportivos.

-Por destinos únicos, como un continente en concreto o un solo país en el que se especialice.

-Viajes que contemplen únicamente el Caribe, o la cata de vinos o el golf.

Cuando una agencia de viajes quiere abarcar todo el sector, suele fallar en calidad y eso afecta a las ventas. Es normal que se quiera llegar a todos lados y al máximo público posible, pero no siempre es lo mejor.

Al especializarse en un único tipo de viaje, se destina más tiempo a diseñar la experiencia y la calidad de este y no en la cantidad y así cerrar mejores ventas con mayor éxito.

Para ello, se debe pensar muy bien qué sector atacar, cuál es el que mejor conviene según sea el caso, poner en una balanza los pros y contras de cada sector y público.

Puedes usar el mismo sistema que se usa para analizar futuros negocios como el análisis DAFO. Donde poner en una hoja o en cualquier soporte digital las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas a fin de valorar en que especializarte.

Las ventajas de escoger una agencia de viajes a la hora de viajar

Una ventaja a tener en cuenta es la tranquilidad que ofrece una agencia de viajes, te pueden ayudar cuando se complica el viaje, problemas en un hotel, un traslado o cualquier inconveniente que pueda surgir.

Cuando es un destino que no se conoce, es mejor buscar ese acompañamiento para que te ayude a programar las visitas o buscar un guía para un grupo de viaje que sepa moverse e, incluso, comunicarse en el idioma del sitio donde se va a viajar.

Se ahorra tiempo, ya que al mirar en internet se encuentra demasiada información y, a veces, resulta abrumador, ocupando mucho tiempo a la hora de valorar y encontrar el viaje adecuado.

Un agente de viajes sabrá mejor que nadie dónde y cómo buscar la información para cada sitio u ocasión.

En conclusión, se puede pensar que es más fácil y barato organizar un viaje por cuenta propia, pero, a veces, resulta peor, sobre todo, si no se conoce bien el lugar.

Además, se pierde mucho el tiempo cuando no se sabe bien dónde ni cómo contratar todo aquello que se requiere para un viaje, como transporte, alojamiento, seguros y más cosas.

Sin duda, las agencias de viajes seguirán existiendo más allá de las nuevas tecnologías, ofreciendo un acompañamiento a todos los viajeros que buscan vivir la mejor de sus experiencias.

¿Estás interesada/o en cursar estudios para la gestión de una Agencia de viajes? Toda la información aquí

Especialízate en Marketing turístico

¿Sabes por qué se debe estudiar una especialización hoy en día? Es el camino más inteligente para impulsar definitivamente tu carrera profesional. Actualizas tus conocimientos, mejoras tu networking, ganas opciones de promocionar, destacas frente a tus iguales y desarrollas habilidades transversales. Si, además, eliges el marketing turístico como área de formación, estarás en condiciones únicas de conseguir el trabajo de tus sueños. Aquí te lo explicamos con detalle.

¿Cuáles son los aspectos más fundamentales que se estudian en el marketing de turismo?

Uno de los sectores más importantes de la economía mundial es el turismo. Esta industria ha evolucionado muchísimo en los últimos años, lo cual no le ha restado ímpetu ni popularidad entre los públicos.

Las agencias de viaje, desde luego, han perdido muchísima presencia, sobre todo entre el target más joven. Como alternativa, las gestiones online se han multiplicado y los clientes están mostrando nuevos intereses, hábitos y expectativas viajeros.

La consecuencia es clara: se necesitas profesionales especializados para impulsar la comercialización turística en estos nuevos tiempos. Algunos especialistas del sector han sido pillados a contrapié y otros, tratan de aprender cuanto antes los nuevos recursos y conceptos. ¿Y tú?

Si consideras que esta área de trabajo te interesa, tienes una oportunidad inmejorable para convertirte en un especialista altamente capacitado y demandado. En cuanto sepas en qué está especializado el marketing turístico, tendrás claro cuánto puede ayudarte estudiar esta materia.

¿Qué es el marketing turístico?

El marketing turístico se encarga de promocionar lugares y servicios turísticos a sus posibles usuarios. En un mercado tan competitivo, atomizado y exigente como el actual —local y global al mismo tiempo—, se precisan métodos y procedimientos novedosos.

El sector ha cambiado. El público también, lo mismo que los viajes y las contrataciones. Por ello, el marketing se ha especializado de un modo diferente cuando se trata de productos y servicios turísticos. Si eres capaz de obtener esos nuevos conocimientos y de aplicarlos con criterio y resultados, todos querrán contratarte.

Este trabajo consiste en diseñar e implementar estrategias y políticas mercadológicas sobre turismo. Podrás colaborar tanto con el sector privado como con el público, en todos los ámbitos: mundial, nacional, regional o local. Tendrás un objetivo claro: asegurar la satisfacción máxima en los distintos grupos de turistas a los que te diriges. Y, por supuesto, poner en valor esos destinos y experiencias de una manera rentable.

Los ingredientes principales del marketing turístico actual

Los clientes nos hemos vuelto experienciales en casi todos los campos de consumo. Mucho más en el universo viajero, en el que tradicionalmente siempre había venido siendo así. Ahora se valoran sobre todo el impacto, la huella y las vivencias que los destinos ofrecen. Se viaja para vivir más, distinto y/o mejor. Los responsables de marketing lo saben: ¿no te gustaría ser uno de ellos?

En consecuencia, la forma de presentar y diferenciar las opciones turísticas está evolucionando. Apelar a las emociones, al sentimiento, se ha convertido en una absoluta obligación para los promotores y distribuidores turísticos.

Conocer a los viajeros es otra cuestión determinante. No basta con seguir las tendencias, sino que la clave está en anticiparse y conseguir crearlas. Este es uno de los motivos que explican por qué se debe estudiar una especialización en turismo y mercadotecnia. Solo una mentalidad profesional muy bien orientada será capaz de cristalizar en las ideas y los planteamientos apropiados en cada situación.

¿Te imaginas creando nuevos recorridos, planes, circuitos, experiencias y paquetes viajeros en cualquier rincón del mundo? Será una de tus tareas habituales si trabajas en marketing turístico.

Además, deberás promocionar y comunicar esas propuestas a los diferentes públicos. ¿A quién no le encanta viajar? Todos asociamos esta actividad a cambios, novedades, satisfacción y emoción. Además, crear mensajes y contenidos publicitarios en este campo activa la ilusión y resulta sumamente gratificante.

¿Cómo aprovechar el marketing de turismo en las empresas?

La innovación tecnológica y la hiperconectividad social media han revolucionado la industria turística en medio mundo. Ahora se crean servicios turísticos, se venden, se patrocinan y se comunican de un modo muy diferente.

Queremos acercarte a las principales estrategias que se están aplicando para comercializar turismo. De hecho, son un buen referente si estás pensando en cursar una especialización en este campo, ahora que sabes qué es el marketing turístico:

-Generar experiencias globales, diferenciales y, en cierto modo, temáticas.

-Poner el foco en aspectos concretos y apelar a las emociones para valorarlas.

-Crear relatos y comunicar historias humanas, vitales, con gran poder narrativo y fuerte carga emocional. Es el triunfo del storytelling.

-Proyectar naturalidad, conociendo muy bien tanto la oferta como los deseos de cada tipo de público.

Convertir en aliados a Internet y a las redes. Se trata de trabajar con influencers y aprovechar la tecnología para llegar más lejos. ¿Quieres viralizar tu oferta turística? Tienes que estar en Instagram, Facebook, YouTube, TikTok, Twitter, LinkedIn…, pero hay que hacerlo bien.

Pensar y actuar en mobile. Cada vez más, los smartphones son el centro neurálgico gestor de la contratación de viajes, estancias y experiencias turísticas. Por lo tanto, hay que trabajar mucho y bien en este canal, pero sin olvidar el resto y teniendo claro lo mucho que supone actualmente.

La necesidad de especialistas es una oportunidad

El marketing turístico está en auge. Se encuentra en pleno proceso de evolución adaptativa. En paralelo, sigue actuando en uno de los sectores más populares, activos y consolidados de la economía mundial. Por ello, más que nunca, por la conjunción de ambos factores, se necesitan profesionales solventes.

Gente preparada capaz de solucionar problemas, de generar oportunidades. Con las ideas claras, con mentes creativas y habilidades para adoptar buenas soluciones, y con voluntad de trabajo, pasión y mucha ilusión.

¿Verdad que te ha quedado claro por qué se debe estudiar una especialización? Si te interesa la industria del turismo y quieres ampliar mundialmente tus posibilidades profesionales, no lo dudes. Fórmate en marketing turístico y aprovecha la conclusión principal de este artículo: hay mucha demanda de este perfil profesional cualificado. Además, es un sector económico muy importante, pujante y, para casi todos, apasionante y divertido. ¿No te gustaría trabajar en él?

Estudiar gestión hotelera para ser director de hotel

Dirigir un hotel implica tener una amplia variedad de conocimientos técnicos y prácticos sobre lo que es en realidad la gestión de este tipo de establecimientos. Ser capaz de liderar un alojamiento hostelero no se consigue solamente con lo que puedas aprender en los libros, aunque esto sea básico también. Y lo comprobarás fácilmente cuando empieces a tener tu perfil de director de hotel profesional.

Rasgos diferenciales que tiene que tener un director de hotel

Si estás pensando en dirigir un establecimiento hotelero, debes tener en cuenta una serie de aspectos que te ayudarán a sacar el mayor partido a tu trabajo.

Adquirir capacidades específicas

Ser director de un hotel implica tener una amplia variedad de características profesionales. Los conocimientos empresariales, de marketing y comunicación, los idiomas, la capacidad de multitarea, el liderazgo, el control y la organización son indispensables para este tipo de trabajo.

Conocer otros hoteles y culturas

Adquirir conocimientos más allá de los que vienen en libros es esencial para que puedas desarrollar tu trabajo con garantías. Por lo tanto, empieza por alojarte en hoteles muy distintos. De esta manera, podrás ver cómo hacen las mismas cosas de modos muy diferentes. Es una excelente herramienta para inspirarte y coger ideas para tu trabajo

Igualmente, descubrir otras culturas es una manera de abrir la mente a lo que pueden esperar tus clientes al llegar a tu hotel desde sus países de origen. Recuerda que conocerlos es indispensable para poder satisfacer sus necesidades correctamente.

Establece contactos

Cuantos más profesionales de la hostelería conozcas, más fácil tendrás para acceder a información del sector. Las redes sociales se convertirán en tu gran aliado para ello y, además, con este mismo objetivo, puedes unirte a asociaciones hoteleras.

No te olvides tampoco de hacerte amigo de otros directores para poder compartir con ellos tus conocimientos y tener nuevas experiencias.

Aprende a ser un líder

Los equipos actuales de trabajo no necesitan los jefes tradicionales, sino alguien que aprenda a motivarlos. Por lo tanto, es importante que estés cerca de ellos y que te muestres empático. Uno de los principales requisitos para lograrlo es conocerlos bien y saber cuáles son sus condiciones laborales. De esta manera, es más fácil que les pidas lo que es justo en función de su salario y posición.

Formación específica

¿Qué estudios debes cursar para poder ser director de este tipo de establecimientos? Esencialmente, ten en cuenta los siguientes títulos derivados de estudios oficiales, pero ten en cuenta que siempre es un plus para tu currículum el hecho de seguir formación continua durante tu carrera profesional. Los principales títulos son:

Doble Grado en ADE y en Turismo.

Grado en Dirección Hotelera.

Grado en Gestión Turística.

Grado en Gestión Turística y Hotelera.

Grado en Turismo.

Máster Oficial en Dirección y Planificación del Turismo.

Máster Oficial en Turismo Sostenible.

Capacidad de gestión del hotel

Uno de los aspectos más importantes de la dirección hotelera es tener la capacidad y, por supuesto, los conocimientos necesarios para la gestión del negocio. Esto incluye el dominio de elementos como el revenue management,, la realización de escandallos, la creación de planes de empresa y el control de costes.

Dominio del marketing

El sector hotelero tiene unas necesidades concretas de promoción y marketing, gracias a las características del negocio. Por lo tanto, si realmente quieres optimizar la presencia de tu negocio en Internet, es clave que domines todas las herramientas y estrategias online que necesitas incorporar al plan de comunicación de tu hotel. De esta manera, lograrás un mejor posicionamiento y, en consecuencia, una mejor visibilidad.

Domina todos los departamentos

Un hotel que funcione correctamente debe verse como un negocio integral. Por lo tanto, es indispensable que domines todas las tareas y responsabilidades de cada uno de los departamentos involucrados.

Tomar decisiones

Una de las cosas que nunca pueden darte miedo en la dirección de un hotel es la toma de decisiones. Solamente si eres resolutivo y proactivo, podrás convertirte en el líder que necesita tu equipo a la hora de resolver cualquier situación problemática.

Rasgos personales

Para ser el director de un hotel y poder llevar a cabo todas tus tareas con un alto grado de eficiencia, es indispensable que también cumplas con una serie de requisitos referentes a tu personalidad.

Para empezar, ten en cuenta que deberás cuidar siempre tu aspecto físico. Eres el máximo responsable del negocio y, por lo tanto, es indispensable que des una imagen acorde a ello. Por eso, no puedes ir nunca informal o con aspecto dejado.

De igual modo, es indispensable que seas una persona con don de gentes, ya que tendrás que relacionarte con numerosas personas, tanto con tu personal como con proveedores y clientes. Esto incluye también ser una persona diplomática, con mucho tacto a la hora de resolver las posibles fricciones que puedan aparecer en tu trato con los demás.

Finalmente, ten en cuenta que necesitarás mucha energía y entusiasmo para dominar la gestión de todo el equipo del hotel a lo largo de todo el día. Por eso, no puedes permitirte ser una persona con personalidad apocada o desganada.

En definitiva, como puedes ver, asumir el reto de dirigir un hotel es algo a lo que pueden enfrentarse solamente las personas con unas características personales y profesionales definidas. Por lo tanto, si quieres trabajar en este sector, es indispensable que tengas en cuenta todos estos aspectos y valores si eres capaz de conseguirlos. No olvides que todo el negocio dependerá de ti y de tus habilidades personales y profesionales a la hora de ponerte al frente del equipo.

Ahora que ya conoces todos los requisitos más importantes para desarrollar con soltura todas las tareas que implica dirigir un hotel, es el momento de que empieces a establecer las bases de tu carrera profesional como responsable de un establecimiento hotelero.

¿Necesitas más información sobre nuestros grados o másteres en dirección hotelera? Consultanos aquí

 

Cómo va a cambiar el turismo en el mundo tras la COVID

El golpe que ha recibido el sector turístico y de viajes como consecuencia de la irrupción de la pandemia del coronavirus ha sido tan fuerte como puede ser su recuperación. No obstante, el turismo tras la COVID volverá a crecer de una forma gradual, según las estimaciones que han hecho las organizaciones internacionales del sector. A través de una evolución que se materializará en una mayor innovación, especialización y, sobre todo, aparición de nuevos nichos de negocio.

El turismo durante la COVID

Desde la aparición de la pandemia habrá un antes y un después en una de las industrias más potentes en el mundo occidental. Debido a la sorpresiva expansión del coronavirus (SARS-CoV-2) la llegada de turistas a nivel internacional se redujo sensiblemente.

Con un descenso en torno al 74 % respecto al año anterior, según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). La enfermedad en las vías respiratorias fue la causante de que la bajada interanual alcanzase el 84 % en la región de Asia y Pacífico. Mientras, en Europa y América llegó al 70 %.

Estos datos han evidenciado la gran exposición de los viajes y el ocio a fenómenos de la naturaleza, como en este caso a la pandemia. A los pocos días de producirse el estado de emergencia, en buena parte de los países del planeta se produjo un doble efecto.

Por una parte, la cancelación de viajes y desplazamientos en avión en las agencias minoristas, compañías aéreas y turoperadores. Mientras que, por otro lado, el flujo de turistas o visitantes se redujo en tres cuartas partes en relación con los meses precedentes, con un impacto económico muy grave sobre sus empresas y las economías nacionales y con un cierre de muchos de los alojamientos hoteleros en los países más afectados por los efectos de la pandemia de este patógeno.

El turismo después de la COVID

Por lo que respecta a la evolución del sector turístico, una de las claves para que entiendas su transformación será descifrando cómo vamos a viajar en el futuro. Bajo esta incógnita que ha traído la alarma sanitaria en 2020, desde marzo de 2021 se ha iniciado una recuperación en el sector, ratificada a medida que pasan las semanas y la vacunación contra la COVID. Esta se va incrementando entre la población de los principales países, hasta el punto de que los vuelos programados en todo el planeta han aumentado en torno al 90 %.

De esta forma, la actividad turística volverá poco a poco y con mayor fuerza, aunque aportando cambios conceptuales, debido a que los viajes se han convertido en una necesidad de la sociedad. De la misma manera, estos forma parte de los hábitos de muchas personas. En este contexto, esta crisis puede tomarse como una oportunidad para crecer de una manera más racional, al igual que transformar las relaciones del turismo con el medio ambiente, los cambios climáticos y también la economía.

En este sentido, las perspectivas que ha puesto de manifiesto la Organización Mundial del Turismo son optimistas para este año, siempre y cuando exista mayor coordinación de los países en relación a los protocolos de viaje.

Basándose en las tendencias actuales, la OMT prevé un incremento de los viajes internacionales en la segunda parte del año para, poco a poco, ir recuperando los niveles generados antes de marzo de 2020. Aunque, para ello, será necesario variar algunas estrategias en los subsectores (agencias de viajes, líneas áreas, alojamiento, etc.).

La incidencia que ha tenido la pandemia del coronavirus va a traer una serie de cambios en el segmento vacacional y turístico, hasta el punto de que se va a perfilar un nuevo concepto en el sector. Este estará basado en las siguientes tendencias que mencionamos a continuación.

Aprovechamiento de las tecnologías

El uso de las nuevas tecnologías se va a imponer en la gestión de la oferta turística. No solo para optimizar la demanda, sino para abaratar los costes. Será un proceso más rápido y eficaz para atender a las necesidades de los clientes.

Diversificación de la oferta

Una de las consecuencias de este hecho sanitario será la implantación de una oferta más rica y con diferentes contenidos, como la basada en propuestas culturales, ecológicas o educativas. Se alejará, en cierta manera, de los destinos de sol y playa a través de una oferta más plural en donde prime una mayor desestacionalización.

Potenciación del turismo local

El protagonismo del ámbito local se constituirá en una fuente descentralizadora de la demanda mundial. Un ejemplo de esta tendencia estará representado por el turismo rural, que verá que en los próximos años incrementará su demanda en buena parte de los países de todo el planeta.

Viajes más programados

A partir de los próximos años, los viajes serán más excepcionales que hasta ahora, pero a cambio de estar más programados y personalizados en función de las necesidades reales de los usuarios.

Crecimiento del turismo residencial

Como consecuencia de las precauciones sanitarias impuestas por las autoridades, se generará el aumento de algunos nichos de mercado dentro del sector turístico hasta ahora olvidados. Por ejemplo, el residencial o local, que contará con mayor presencia en los programas de las agencias de viaje.

Recuperación más lenta del business travel

El turismo de reuniones (congresos, ferias, etc.) tendrá una recuperación más lenta que la del vacacional. Poco a poco volverá a su punto de encuentro de antes de la pandemia, debido a la necesidad de las empresas y profesionales de comercializar y dar a conocer sus productos y servicios en otros lugares o destinos. De la misma manera que, como consecuencia de ello, se forme un mundo más globalizado desde el punto de vista económico.

Ante este escenario, uno de los efectos de la crisis sanitaria es que se van a crear sinergias inexistentes, igual que el turismo tras la COVID va a originar que los sectores se vean como aliados para implementar una oferta de viajes más sugerente. Estarán integrados en un segmento empresarial con alta capacidad de adaptación, flexibilidad e innovador.

Razones para estudiar el Grado de Turismo: una apuesta de futuro

Estudiar el Grado en Turismo es uno de los destinos estudiantiles más demandados en estos momentos. Tanto es así, que es muy posible que tú mismo te encuentres en la tesitura de si estudiarlo o no. Si ese es el caso, con total seguridad te va a interesar conocer las razones más destacables por las que decidirte afirmativamente.

Por todo ello, a lo largo de este artículo vamos a señalarte los motivos a tener en cuenta a la hora de adentrarse en el mundo de los estudios universitarios en el ámbito del turismo.

Razones por las que estudiar el Grado en Turismo

Estudiar turismo puede ser, en sí misma, una experiencia maravillosa. Sin embargo, en muchas ocasiones se realizan unos u otros estudios no por lo que los estudios son en sí, sino por las salidas que ofrecen al mundo laboral. Al ser esto así, nosotros vamos a centrarnos aquí en mostrarte los tres pilares fundamentales de esta carrera en relación con su viabilidad laboral y de futuro.

La potencialidad del sector: el futuro es del turismo

En el año 2019, 1400 millones de personas viajaron en todo el mundo. Estas enormes cifras, aunque puedan parecer impresionantes, no son más que una pequeña muestra de los niveles que esta industria alcanzará en un futuro próximo. De hecho, entre 2017 y 2019 el turismo mundial aumentó hasta en un 10 %, señalando la proyección que, sin ninguna duda, va darse durante los próximos años.

El aumento mundial y progresivo de la riqueza en los países suele traducirse inmediatamente en un crecimiento de la demanda de turismo. Países con enormes poblaciones como India o China están sufriendo grandísimos aumentos en sus niveles económicos, lo que va generando una masa de potenciales turistas. Esto, por supuesto, es aplicable a muchos otros países en vías de desarrollo.

estudiar turismo

De esta manera, frente a otros sectores en los que la tecnología actúa de forma negativa, dejándolos obsoletos, este no es el caso del turismo. De hecho, la mejoría en las comunicaciones y servicios de transporte a través de los avances científicos supone un enorme incentivo al turismo.

En definitiva, gastar tiempo y dinero en estudios del ámbito turístico supone, sin ninguna duda, la realización de una inversión segura. Cifras de turistas, porcentajes de gasto, número de visitantes… lo que se vive hoy en día no es más que un adelanto de lo que acabará siendo en años próximos. Todos los indicadores de la Organización Mundial del Turismo así lo indican. La potencialidad del sector es difícilmente comparable con la de cualquier otra industria actualmente existente, y este debe ser uno de los motivos que has de tener en cuenta para decidirte o no por dedicarte profesionalmente a ello.

Amplitud de salidas: sinónimo de empleo

Cuando se habla del turismo, en realidad se está refiriendo a un conjunto enorme de diferentes trabajos. Esta industria se compone, en realidad, por toda una amalgama de puestos diferentes. Si llevas a cabo los estudios de turismo, en realidad estás abriendo una cantidad inconmensurable de puertas diferentes. Los empleos que potencialmente se recogen dentro del paraguas del turismo son, técnicamente, infinitos, pues recorren todas las capas de bienes y servicios relacionados con este sector.

Todo esto implica que las salidas del Grado en Turismo sean numerosísimas. Al contrario de lo que ocurre en otros muchos ámbitos de trabajo mucho más estancados y cerrados, este presenta un abanico amplísimo de salidas. El catálogo general de posibles trabajos que un titulado en estos estudios puede realizar es tan grande que muy difícilmente no se acaba encontrando empleo.

Si bien podemos referirte aquí a salidas (como las agencias de turismo, el marketing de viajes, la organización de eventos, la dirección de grupos, el trabajo hotelero…) el futuro todavía está por determinar, y muchos trabajos que ni siquiera hoy existen pueden ser aquellos que te esperen tras tus estudios. Desde los empleos más directamente relacionados con el mundo de los negocios hasta aquellos de corte artístico y cultural, todo cabe en este sector.

Todo ello conlleva, además, que no sea esta una carrera que exija una vocación determinada. Dentro de los estudios de este tipo tienen cabida personas que no tienen formada una idea clara y definitiva de aquello a lo que quieren dedicarse. Eso sí, en general, esta carrera será especialmente adecuada para todo aquel que tenga una especial tendencia al arte, la historia, la geografía, los idiomas y el trabajo cara al público.

Dinamismo laboral: constante cambio

De todo lo dicho anteriormente se deriva una consecuencia fundamental: estos estudios se encuadran en un sector en constante cambio. Si se suma el hecho de que el futuro es todavía muy incierto en este ámbito (pero, en todo caso, completamente esperanzador) y la realidad de la amplitud de salidas laborales que estos estudios presentan, la conclusión solo puede ser una. El dinamismo está en el ADN del turismo.

Frente a la monotonía y regularidad de otros muchos estudios, este presenta una realidad evidente: cada día será distinto al anterior y ser capaz de imaginar el futuro con concreción es absolutamente imposible. Al ser esto así, si tú no deseas quedarte anclado a un mismo lugar, realizando un trabajo absolutamente monótono y en el que no cuentas con ningún aliciente que te empuje a ser feliz, el turismo es lo tuyo. El enriquecimiento personal derivado de su dinamismo intrínseco te brindará experiencias impagables.

Además, conforme vayas ganando experiencia y aprendas del contacto con el sector profesional, podrás ir adecuando tu actividad a tus proyectos más personales. Fundar tu propio negocio turístico, emprender y crear… todo será posible, pues aquí no existe el estancamiento propio de otros puestos de trabajo mucho más tradicionales.

En conclusión, si estás dudando acerca de estudiar el Grado en Turismo, los motivos aquí recogidos serán de enorme utilidad para decantarte por hacerlo. La potencialidad futura, el dinamismo del día a día y la amplitud de salidas laborales tendrán que ser, sin ninguna duda, elementos a tener en cuenta para optar por esta maravillosa carrera.