Big data y organización de eventos deportivos

La relación entre el big data y la organización de eventos deportivos es más estrecha de lo que crees. Entre otras cosas, permite a los organizadores recopilar, analizar y utilizar información valiosa sobre los atletas, los espectadores y el evento en sí. Esta información puede ayudar a mejorar la planificación y ejecución del evento, aumentar la seguridad y la experiencia del espectador y aumentar la eficiencia en la gestión del evento. ¿Te gustaría saber más al respecto?

Big data y organización de eventos deportivos

Big data es un término utilizado para describir grandes conjuntos de datos que son demasiado voluminosos o complejos para ser procesados ​​y analizados mediante métodos tradicionales. Provienen de una variedad de fuentes, como sensores, dispositivos móviles, redes sociales, transacciones comerciales, y muchas más. Son difíciles de procesar mediante tecnologías y herramientas tradicionales. Sin embargo, mediante el uso de herramientas de análisis y tecnologías avanzadas, es posible extraer información valiosa y patrones de estos grandes conjuntos de datos.

Pues bien, el impacto del big data en el deporte es cada vez más fuerte, ya que el uso de grandes cantidades de datos permite a los organizadores tomar decisiones más informadas y mejorar la experiencia del espectador.

En primer lugar, el big data se utiliza para recopilar información sobre los atletas y el evento en sí. Por ejemplo, se pueden recopilar datos sobre los tiempos de carrera, las tácticas de los equipos, los patrones de comportamiento del público y las condiciones climáticas. Esta información se puede utilizar para mejorar la planificación del evento y asegurar que se cumplan las necesidades de los atletas y el público.

Además, el big data se utiliza para analizar los datos recopilados. Por ejemplo, se pueden analizar los patrones de comportamiento del público para determinar qué tipo de entretenimiento y servicios son más populares. Esto permite a los organizadores mejorar la experiencia del espectador.

Igualmente, el big data se utiliza para mejorar la eficiencia en la gestión del evento. Por ejemplo, se pueden utilizar datos para optimizar la asignación de recursos, como el personal y los equipos, o para mejorar la seguridad del evento. De las ventajas relacionadas con este punto te hablaremos en el siguiente apartado.

Ventajas de aplicar el big data en el deporte

Existen varias ventajas de emplear el big data en el ámbito de la organización de eventos deportivos, algunas de ellas son las siguientes.

Mejora de la planificación mediante el análisis de tendencias:El uso del big data permite recopilar información valiosa sobre los atletas, el evento y los espectadores. Entre otras cosas, el análisis de datos hace posible la identificación de las tendencias. Esto refiere a términos de asistencia, comportamiento del público y preferencias. Con todo ello, los organizadores pueden llegar a predecir la asistencia esperada y a planificar en consecuencia.

Mejora de la experiencia del espectador: El análisis de datos permite a los organizadores entender mejor las preferencias y comportamientos del público, lo que ayuda a mejorar la experiencia del espectador.

Mejora de la seguridad mediante el monitoreo en tiempo real: El análisis de datos posibilita a los organizadores identificar patrones y tendenciasque pueden ser utilizados para mejorar la seguridad en el evento. Así, los organizadores cuentan con una herramienta para recolectar y procesar datos en tiempo real, lo que les permite ajustar la planificación en función de los cambios en el evento. El impacto sobre el mantenimiento de la seguridad es evidente.

Mejora de la eficiencia en la gestión del evento: El uso del big data abre la puerta a la correcta optimización en la asignación de recursosy mejorar la eficiencia en la gestión del evento. Se puede determinar el personal y los equipos necesarios, en función de las exigencias esperadas en cada evento.

Mejora de la toma de decisiones estratégicas: El análisis de datos permite a los organizadores obtener conclusiones y predicciones precisas, lo que ayuda a tomar decisiones más informadas y estratégicas.

Mejora en la monetización y en la captación de patrocinadores: El análisis de datos posibilita a los organizadores entender mejor a su audiencia y el impacto de su eventolo que les permite mejorar su capacidad para atraer patrocinadores y aumentar los ingresos.

Formación en organización de eventos

La formación en organización de eventos es fundamental desde un punto de vista general, pero también desde la perspectiva particular de la aplicación del big data. Sin una formación adecuada, es difícil entender cómo recopilar, analizar y utilizar los datos de manera eficaz.

La formación en el uso del big data es importante por varias razones:

-Conocimiento técnico. La formación es esencial para aprender las habilidades técnicas necesarias para recopilar, almacenar, limpiar, analizar y visualizar datos. También es necesario aprender sobre las herramientas y tecnologías específicas que se utilizan en el análisis de datos.

-Conocimiento de negocio. Es importante entender cómo los datos se relacionan con los objetivos de negocio y cómo se pueden utilizar para mejorar la planificación y ejecución del evento, aumentar la seguridad y la experiencia del espectador, y aumentar la eficiencia en la gestión del evento.

-Comunicación y presentación. Es importante saber comunicar de manera efectiva los resultados del análisis de datos a diferentes audiencias, desde los organizadores del evento hasta los patrocinadores y los espectadores.

-Analítica avanzada. La formación en técnicas avanzadas como el aprendizaje automático, la minería de datos y el análisis predictivo ayudará a los organizadores a obtener conclusiones y predicciones más precisas y valiosas.

Así, la formación es esencial para poder utilizar el big data en el ámbito de los eventos deportivos de manera efectiva. Sin una formación adecuada, es difícil entender cómo recopilar, analizar y utilizar los datos de manera eficaz y obtener conclusiones valiosas para mejorar la planificación y ejecución del evento, aumentar la seguridad y la experiencia del espectador, y aumentar la eficiencia en la gestión del evento.

En conclusión, ya has podido ver hasta qué punto llega la relación entre el big data y la organización de eventos deportivos. Son muchas las ventajas que pueden derivarse de una correcta utilización de los avances científicos. Todo depende de su aplicación de acuerdo con lo aprendido en una formación adecuada.

¿Quieres más información sobre nuestras formaciones en eventos deportivos? Contacta aquí

Gestión eficiente: el reto de los alojamientos turísticos

¿Sabías que uno de los puntos clave con respecto a los alojamientos turísticos es su correcta gestión? Es decir, más allá de la localización, la publicidad y las valoraciones, su gestión es fundamental. De hecho, muy a menudo es el punto que diferencia los negocios exitosos de los que fracasan. ¿Te gustaría tener más información al respecto para llegar a comprender toda su relevancia? ¡Entonces no has de hacer más que seguir leyendo este artículo!

Gestión eficiente

La gestión eficiente de alojamientos turísticos es importante por varias razones:

Optimización de ingresos. Una gestión eficiente permite maximizar los ingresos al asegurar que los alojamientos estén siempre ocupados y se establezcan tarifas adecuadas.

Mejora de la experiencia del cliente. Una gestión óptima posibilita asegurar que los alojamientos estén limpios, seguros y bien mantenidos, lo que mejora la experiencia del cliente.

Mejora de la reputación. Una mejora de la gestión hace posible asegurar que los clientes estén satisfechos con sus alojamientos, lo que contribuye a mejorar la reputación del establecimiento y a atraer nuevos clientes.

Reducción de costos. Una gestión correctamente optimizada abre la puerta a reducir los costos al asegurar que se utilicen los recursos de manera adecuada y se minimicen los desperdicios.

Mejora en la toma de decisiones. La recolección y análisis de datos sobre los clientes, los alojamientos y el rendimiento del negocio permite a los gestores tomar decisiones informadas y estratégicas para mejorar la gestión.

Monitoreo y seguimiento. Una progresiva mejora en la optimización posibilita monitorear y seguir los indicadores clave de rendimiento para detectar problemas a tiempo y tomar medidas correctivas.

Y estos son, tan solo, algunos pocos ejemplos del enorme potencial que se deriva de invertir en este punto. Seguro que con esta información ya te haces una idea de hasta dónde puede llegar la importancia del tema que te estamos exponiendo aquí.

Claves para optimizar la gestión de alojamientos turísticos

Algunas de las claves para efectuar una gestión turística óptima son las siguientes.

  -Establecer objetivos claros y medibles:

Es importante establecer objetivos claros y medibles para su negocio, como aumentar la ocupación o mejorar la reputación, para poder medir el rendimiento y tomar decisiones informadas.

  -Conocer a su público objetivo:

Es clave conocer a su público objetivo para poder adaptarse a sus necesidades y preferencias, y así mejorar la experiencia del cliente y aumentar la lealtad de los clientes.

  -Fomentar la colaboración y la comunicación:

Es fundamental fomentar una colaboración y comunicación efectiva entre los miembros del equipo para asegurar que todos estén alineados con los objetivos del negocio y trabajen juntos para alcanzarlos.

  -Optimizar la asignación de recursos:

Es relevante optimizar la asignación de recursos, como el personal y los equipos, para asegurar que se utilicen de manera adecuada y se minimicen los desperdicios.

Utilizar herramientas y tecnologías adecuadas

Es primordial utilizar herramientas y tecnologías adecuadas para recopilar, almacenar, analizar y visualizar datos para poder tomar decisiones informadas y mejorar la eficiencia en la gestión del negocio.

Monitorear y evaluar el rendimiento

Es principal monitorear y evaluar el rendimiento regularmente para detectar problemas a tiempo y tomar medidas correctivas.

Mantenerse actualizado

Es fundamental mantenerse actualizado con las últimas tendencias y regulaciones en la industria para poder adaptarse y mejorar la eficiencia en la gestión del negocio.

Proporcionar un servicio excepcional al cliente

Es importante proporcionar un servicio excepcional al cliente para fomentar la satisfacción y la lealtad del cliente. Este punto es particularmente importante debido a los siguientes motivos:

Fomenta la satisfacción del cliente. Proporcionar un servicio excepcional al cliente colabora en el fomento de la satisfacción del cliente con su estancia, lo que aumenta las posibilidades de que regresen y recomienden el establecimiento a otros.

Mejora la reputación. Un servicio al huésped en el que se haya invertido suficiente hace posible mejorar la reputación del establecimiento y a atraer nuevos clientes.

Aumenta la lealtad del cliente. El servicio al cliente cuidado contribuye a aumentar la lealtad del cliente hacia el establecimiento, lo que aumenta las posibilidades de que vuelvan a reservar en el futuro.

Mejora la rentabilidad. La exclusividad en el servicio al cliente ayuda a mejorar la rentabilidad del negocio al aumentar la satisfacción del cliente, la reputación y la lealtad del cliente.

Diferenciación. Cuidar debidamente el apoyo al cliente contribuye a diferenciar el establecimiento de la competencia, lo que aumenta la competitividad y los ingresos.

Mejora la gestión. No perder de vista este punto posibilita identificar las necesidades y preferencias de los clientes, lo que permite mejorar la gestión del negocio.

Formación para gestionar alojamientos turísticos

La formación en alojamientos turísticos es esencial para poder gestionar eficientemente un negocio de este tipo, ya que permite a los gestores adquirir las habilidades y conocimientos necesarios para manejar de manera eficaz los aspectos técnicos, operativos y administrativos del negocio. Algunas de las razones por las que la formación es importante son las siguientes:

Conocimiento técnico: La formación es clave para aprender sobre las características y requerimientos de los diferentes tipos de alojamientos turísticos, así como sobre las normativas y regulaciones aplicables.

Conocimiento de marketing y ventas: Educarse es fundamental para aprender sobre cómo atraer y retener clientes, así como para desarrollar estrategias eficaces de marketing y ventas.

Conocimiento de gestión: Aprender debidamente es primordial para aprender sobre los aspectos clave de la gestión de un negocio, como la planificación, las finanzas, la contabilidad y el control de inventarios.

Conocimiento de servicio al cliente:  Conocer este sector es condición para aprender sobre cómo brindar un servicio excepcional al cliente y cómo manejar situaciones difíciles.

Conocimiento de tecnologías: La formación es esencial para aprender sobre las herramientas y tecnología aplicables a este sector.

En definitiva, ya has podido comprobar hasta qué punto, en el contexto de los alojamientos turísticos, la gestión óptima es fundamental. Sin ella, lo más probable es que el negocio acabe fracasando, independientemente del resto de factores que lo conformen.

Por eso mismo, la formación en este sector se hace cada vez más diferencial. Nosotros, evidentemente, te recomendamos que sigas informándote al respecto. Si lo haces, adquirirás una perspectiva superior a la de los demás.

¿quieres más información sobre nuestras formaciones en turismo? contacta aquí

Las habilidades clave para triunfar en la organización de eventos

En este artículo, comentaremos las principales características del organizador de eventos y sus habilidades tanto personales como profesionales. Los event managers son los encargados de gestionar todo el proceso de organización de diferentes tipos de actos y acontecimientos: conferencias, exposiciones comerciales, presentaciones y todo tipo de celebraciones.

A grandes rasgos, suelen ser personas sociables, tranquilas y con grandes dotes organizativas. No obstante, su trabajo es más complejo y desafiante de lo que parece, pero también muy satisfactorio. Si estás pensando en estudiar organización de eventos, ¡este post te interesa!

¿Cuáles son las habilidades que debe tener un organizador de eventos?

Cualquier tipo de evento implica una negociación, planificación, coordinación y seguimiento. Para cumplir todas estas fases, los event managers deben contar con habilidades muy específicas. A continuación, te hablamos de las más relevantes.

Capacidad organizativa y liderazgo

Sin duda, entre las principales características de un planificador de eventos se encuentra la habilidad para la gestión de proyectos y la organización. El event manager debe tener una visión de conjunto, ya que debe supervisar de principio al fin todo el evento. Además, administra todos los recursos financieros y también los humanos. Por tanto, ha de saber coordinar de forma transversal a todos los miembros del equipo con empatía y dotes de liderazgo.

En líneas generales, las fases de organización en las que debe participar el planificador de eventos en su carrera profesional son:

El diseño del proyecto: Hablar con los clientes, recopilar información y dar forma al evento. En esta fase también se definirán los objetivos, colaboradores, proveedores y el presupuesto.

Planificación del evento: Es la fase de materialización del diseño. Incluye gestionar el trabajo con los proveedores y repartir tareas: elección del lugar para celebrar el acto, solicitud de permisos y licencias, elaboración del programa, etc.

Fase de producción: Es el momento en el que ponemos en marcha el plan establecido. Para ello, será necesario supervisar el desarrollo del evento, coordinar el montaje y los equipos de trabajo, así como solucionar los imprevistos.

Hay algunos perfiles de organizadores que coordinan incluso más de un evento a la vez. Otros, sin embargo, se especializan en determinadas fases del proyecto o en determinados tipos de eventos como, por ejemplo, conferencias empresariales.

Habilidades comunicativas

Debe mostrar facilidad de palabra, tanto a nivel verbal como escrita. Se trata de desarrollar la capacidad de expresar de forma clara y concisa las ideas en torno a la organización del evento. Pero también desarrollar la capacidad de escucha para entender a los interlocutores.

El excelente trato al cliente será el primer paso: entender qué quiere, guiarle y diseñar el evento de acuerdo a sus necesidades y deseos. Es muy importante también mantenerle informado en todo momento del desarrollo del proyecto.

Posteriormente, establecerá relaciones con una gran variedad de profesionales y proveedores a los que debe transmitir las ideas del cliente. El objetivo es garantizar la correcta aplicación del diseño y que todas las partes comprendan y ejecuten correctamente su función.

Capacidad de negociación y persuasión

Junto con la capacidad de comunicación, la negociación y la persuasión son factores fundamentales para ‘vender’ nuestras ideas y propuestas. En todas las fases del proceso, deben tratar y llegar a acuerdos tanto con los clientes, como con los proveedores o patrocinadores. Para ello es necesario presentar nuestro proyecto y presupuesto y argumentar por qué es la mejor opción para su evento.

No obstante, no solo se trata de convencer al cliente en la primera fase para que haga uso de nuestros servicios. La relación de confianza incluye también el establecimiento y la consecución de los objetivos fijados en el proyecto. Esto incluye cierta capacidad analítica. Durante la primera fase de negociación se identifican las necesidades y oportunidades del cliente. Además, también en la fase post-evento para analizar, evaluar y generar un informe o balance de los resultados obtenidos.

Improvisación y capacidad resolutiva

Sin duda la capacidad de improvisación y las habilidades para resolver problemas también son características fundamentales de los organizadores. Siempre hay situaciones que escapan a nuestro control y problemas inesperados. Un buen planner debe mostrar flexibilidad y capacidad de adaptación frente a eventos cambiantes.

Los imprevistos no deben afectar a la organización integral del evento. Se debe mantener la calma, analizar la situación y ejecutar los cambios y adaptaciones necesarias. En este sentido, la agilidad, el ingenio y la creatividad para afrontar situaciones imprevistas será determinante. Con ello también transmitimos confianza, seguridad y profesionalidad a nuestros clientes.

Buen manejo del estrés

En líneas generales, los organizadores de eventos deben trabajar durante largas jornadas, a menudo sin descansos y bajo mucha presión. Como decíamos, una de las características principales del planner es gestionar simultáneamente diferentes tareas y controlar todas las fases del proceso. Esto incluye también la capacidad de delegación y coordinación de equipos. Lo importante es mantener la calma y no ceder a la presión del momento.

La organización y previsión de posibles problemas reduce considerablemente el estrés. Se trata de priorizar tareas y planear el trabajo con la suficiente antelación. La intuición juega aquí también un papel fundamental, ya que podemos ser capaces de anticiparnos a los problemas para minimizarlos y tener siempre un plan B preparado.

Pasión por la organización de eventos y creatividad

Si quieres centrar tu carrera profesional en este ámbito debes saber que la pasión es la característica del organizador de eventos que sustenta todo el proceso. Trabajar con pasión y creatividad nos permitirá ofrecer un valor añadido a los eventos y crear una diferenciación con la competencia. La clave es analizar profundamente el concepto del evento, plantear ideas innovadoras y originales.

En la ejecución del evento, prestar atención a cada detalle, desde la adecuación de las invitaciones, la decoración, la música o la disposición de los elementos. Se trata de estar atento a todos los detalles que deben cumplirse para asegurar el éxito del acontecimiento.

Si nos gusta nuestro trabajo, esta es la fase más divertida y satisfactoria. Al fin y al cabo, no se trata solo de cumplir con una organización pragmática del evento, sino de crear una experiencia inolvidable para nuestros clientes.

Orígenes y evolución del marketing deportivo

El marketing deportivo es una de las ramificaciones especializadas del marketing. El mundo del deporte ofrece posibilidades ilimitadas para implementar diferentes estrategias y acciones para mejorar la visibilidad de las marcas. De hecho, se trata de uno de los tipos de promoción con más repercusión en el mundo del entretenimiento, incluso por encima de la industria musical. En este post te hablaremos del marketing en el deporte, su origen y su evolución en los últimos años.

¿Qué es el marketing deportivo?

El marketing deportivo desarrolla estrategias relacionadas con el deporte para dar a conocer una marca o mejorar la venta de determinados productos o servicios. Estas estrategias pueden estar enfocadas en la promoción de eventos deportivos, equipos, productos o servicios relacionados con los deportes.

Aquí te nombramos algunos aspectos fundamentales del marketing en el ámbito deportivo:

– La emoción-reacción. El marketing deportivo no solo busca la captación de nuevos clientes. El deporte genera muchas pasiones y emociones por parte de la afición, por lo que puede resultar una herramienta muy eficaz para trabajar el branding de las empresas, el posicionamiento, la fidelización de los clientes y el aumento del engagement en las comunidades online.

– Buscamos aficionados, no solo consumidores. El objetivo es conectar con las emociones de los aficionados para mover a la acción. Se trata de generar un vínculo entre las marcas y los valores positivos que aporta el deporte, como por ejemplo, el sentimiento de pertenencia, el orgullo o el trabajo duro. De esta forma, tanto los deportistas como los propios aficionados pueden convertirse en los mejores brand ambassadors de las marcas que promociona el especialista en marketing.

– No solo existe el fútbol. En cuanto a sus ámbitos de acción, bien es sabido que el fútbol es uno de los deportes con mayor visibilidad. No obstante, existen multitud de deportes y atletas con características especiales que abren un amplio abanico de posibilidades para conectar y representar los valores de las diferentes marcas.

La evolución del marketing deportivo

La relación entre el marketing y el deporte tiene una larga trayectoria. A lo largo de los años, encontramos publicidad de todo tipo en eventos deportivos, estadios, vallas, etc. A continuación, te ofrecemos un repaso histórico de los principales hitos de la comunicación vinculada a la gestión deportiva:

Principios del S.XX

En los años 20, con la irrupción de la radio, aparecen las primeras promociones de productos en relación con el deporte y su retransmisión. La publicidad de diferentes marcas empezó a estar cada vez más presente en deportes como el baloncesto, el fútbol americano, el baseball y las grandes ligas.

Entre las acciones más relevantes encontramos el patrocinio de Wilson Sporting Goods al golfista Gene Sarazen, en el año 1923. Cinco años después, en 1928, Coca Cola estuvo presente en los Juegos Olímpicos de Amsterdam con uno de los contratos de patrocinio más longevos de la historia del marketing.

Siguiendo el ejemplo de Coca Cola, en el año 1936, Adidas patrocinó los famosos Juegos Olímpicos de Berlín. Además, por primera vez proporcionó ropa y equipamiento a Jesse Owen para que luciera su marca con fines promocionales, aprovechando su popularidad.

Segunda mitad del S.XX

A partir de los años 50, con la llegada de la televisión, se introdujeron nuevas formas de expandir la presencia de las marcas en el mercado. En estos años, se empezó a integrar la publicidad en retransmisiones deportivas y en los propios estadios. De hecho, en el año 1954, el estadio de baseball Sportsman’s Park en Missouri pasó a ser el “Busch Park” cuando cervecería Anheuser Busch compró los derechos de nombre del estadio.

Posteriormente, los años 80, empezaron a instalarse las famosas pantallas patrocinadas en los estadios. Y con ello, las inserciones publicitarias durante los partidos. En las siguientes décadas aumentaron exponencialmente los patrocinios de grandes figuras del deporte. Uno de los ejemplos más paradigmáticos fue la vinculación de Nike con Michael Jordan, que generó una nueva marca de zapatillas, las famosas Air Jordan. La estrella del baloncesto se convirtió en una de las figuras publicitarias más relevantes del deporte. A partir de este momento, el patrocinio a deportistas incorporó otras grandes marcas como Adidas o Puma.

El marketing deportivo hoy en día

El especialista en marketing siempre busca nuevas formas y canales para conectar con el público. En este sentido, internet ha transformado profundamente las estrategias de promoción de las marcas. Ya no se trata solo de la presencia en los estadios, la esponsorización de deportistas o los anuncios en televisión o radio.

El desarrollo de las nuevas tecnologías digitales han multiplicado exponencialmente las oportunidades de contacto y también la capacidad de segmentación de los públicos. Las retransmisiones se comparten y comentan a través de las plataformas digitales. Estos espacios generan a su vez nuevas personalidades relevantes vinculadas al deporte, como por ejemplo los youtubers o influencers. Prueba de ello es la relevancia de algunos streamers como Ibai Llanos en Twitch y los eSports, tanto a nivel nacional como internacional.

El poder amplificador y la capilaridad conectiva permiten generar estrategias más centradas en la audiencia y en la creación de comunidades de referencia para representar los diferentes valores del producto o servicio. Por tanto, la unidireccionalidad en la comunicación con el público se transforma en un contacto en tiempo real y progresivo entre marcas y aficionados.

Por último, los eventos, los equipos e incluso los propios deportistas funcionan ya como marcas. Desarrollan sus propias estrategias de posicionamiento y trabajan con sus públicos objetivos y comunidades de seguidores. Así, los deportistas también se convierten en influencers profesionales con capacidad para viralizar contenidos. Muestra de ello, son los múltiples patrocinios a deportistas como Rafael Nadal, Messi, Gómez Noya o Mireia Belmonte.

Cada innovación tecnológica genera un impacto no solo en la publicidad, sino en la propia gestión deportiva y el seguimiento de los eventos. Por tanto, los principales retos del marketing deportivo para el futuro incluyen la integración de los nuevos avances tecnológicos. Entre ellos encontraremos el desarrollo de la realidad virtual y aumentada o la inteligencia artificial en el mundo del deporte.

¡Hasta entonces, seguiremos informándote de todas las novedades en nuestro blog!

¿Quieres más información sobre nuestro máster en Marketing deportivo? clica aquí

¿Cuáles son las funciones de un secretario o secretaria de alta dirección?

Las funciones del secretario de alta dirección influyen positivamente en la evolución de la empresa. Su papel es clave para potenciar la organización y la planificación en las tareas. ¿Te gustaría acceder a un puesto de responsabilidad en una compañía? ¡Descubre qué cualidades y funciones reúne un secretario de alta dirección!

¿Qué cualidades debe tener un secretario?

A continuación, puedes conocer qué rasgos muestra este profesional en su trabajo diario:

1. Puntual

Sin duda, la puntualidad es un valor esencial que influye en la organización del tiempo. El profesional debe organizar diferentes gestiones dentro del plazo previsto. Por ello, se ocupa de las tareas en el periodo indicado. Además, debe hacer un seguimiento de la agenda diaria. No aplaza asuntos importantes.

2. Proactivo

Un profesional puntual se comporta, además, de una manera proactiva. De este modo, incrementa su capacidad de respuesta para resolver las situaciones que alteran la agenda inicial. Tiene la habilidad de enfocarse en las soluciones sin perder la calma. Contempla varias alternativas y busca nuevas posibilidades siempre que sea posible. De este modo, da con la opción más conveniente.

3. Dominio del lenguaje

Es un perfil que establece una comunicación directa con otras muchas personas. Muestra un excelente dominio del lenguaje en sus interacciones con los demás. Conviene señalar que es habitual que este profesional hable más de un idioma. Transmite sus mensajes de una forma clara, amable y directa.

4. Discreción

Un secretario desempeña un puesto relevante en la empresa. Establece un vínculo de cercanía con otros profesionales que desempeñan puestos de responsabilidad. Tiene acceso a diferentes datos sobre la compañía.

Sin embargo, debe mantener la confidencialidad en torno a los asuntos de trabajo. Es decir, debe ser discreto con la información que conoce. Tiene que ser respetuoso incluso con las cuestiones que no tienen tanta trascendencia.

5. Amable

Un buen secretario de dirección desarrolla su trabajo con vocación de servicio. Ofrece apoyo y orientación en la resolución de diferentes gestiones. Es una persona accesible, cercana, respetuosa y amable que aporta una atención personalizada.

Por tanto, es un perfil que destaca por sus excelentes habilidades de organización y comunicación. ¿Te sientes identificado con los rasgos mencionados?

Las tareas y funciones del secretario

Las habilidades previas facilitan la realización de las siguientes tareas y funciones. ¡Toma nota de las gestiones que son frecuentes en este puesto de empleo!

1. Atender el teléfono y responder el correo electrónico

El trabajo del secretario no es monótono. Ten en cuenta que él se ocupa de diferentes objetivos. Por ejemplo, atiende las llamadas de teléfono y ofrece la respuesta más adecuada en cada caso. Existen diferentes formas de comunicación que los clientes y proveedores pueden utilizar. El secretario profesional ofrece una atención puntual mediante los canales disponibles.

2. Elaborar informes y documentos

Es habitual que el secretario domine dos o tres idiomas. Además, tiene un excelente nivel de mecanografía. Recuerda que redacta numerosos textos a lo largo de la semana. Es ágil en la creación de cada documento porque domina el teclado del ordenador. Avanza rápido con la escritura de cada letra.

3. Archivar la información

No olvides que el secretario tiene acceso a diferentes contenidos y fuentes de información. Se encarga de clasificar adecuadamente cada material. Utiliza un sistema de organización eficaz que le permite localizar cualquier dato con sencillez.

4. Planificar las gestiones de un viaje de negocios

Las tareas que desarrolla un secretario también pueden alinearse con la programación de un viaje. Quien ocupa la dirección de la empresa puede desplazarse a otro destino por asuntos de negocios. Quizá tenga una reunión importante en otro lugar.

Un viaje de negocios requiere de numerosas gestiones. Por ejemplo, hay que buscar un alojamiento cómodo. También es necesario elegir el medio de transporte y reservar los billetes. Además, es esencial planificar la agenda durante la estancia en el destino. El secretario se encarga de programar diferentes detalles del proyecto. En definitiva, es fundamental que no queden asuntos pendientes hasta el último momento.

5. Debe mantener el orden en su despacho

El personal de limpieza limpia las instalaciones de la empresa. Sin embargo, el secretario de dirección también debe implicarse en el mantenimiento del orden en su despacho. Su escritorio y el entorno en el que trabaja deben estar perfectamente organizados. Ten en cuenta que puede recibir la visita de profesionales, clientes y proveedores. Es esencial que la estancia transmita una impresión agradable.

6. Planificación de reuniones eficaces

Esta es una de las tareas que desempeña de manera habitual en su puesto de empleo. Concreta los detalles de una próxima reunión. Del mismo modo, se ocupa de comunicar cualquier novedad si se produce un asunto urgente. Por ejemplo, tal vez sea necesario posponer el encuentro por un motivo objetivo.

En definitiva, ser secretario es un trabajo dinámico y exigente. Como sabes, este profesional representa la imagen de la entidad con la que colabora. Por ejemplo, atiende y gestiona las visitas de los proveedores que quieren hablar con la dirección. ¿Te gustaría acceder a un cargo de secretario en una empresa?

¿Cómo dedicarse al secretariado de alta dirección?

Es posible que ya tengas algunas de las habilidades que son necesarias para trabajar en este sector. A pesar de ello, necesitas formarte para desempeñarte en el puesto con la máxima responsabilidad. Pues bien, la formación universitaria te aporta una visión actualizada del ámbito corporativo. Estudia una carrera o un curso especializado en el secretariado de dirección. Mejora un apartado clave de tu C.V: el conocimiento de varios idiomas, que es especialmente importante.

Además, puedes ampliar tu formación profesional con cursos sobre la inteligencia emocional. Ten en cuenta que es importante para un secretario mantener la tranquilidad en cualquier circunstancia. Incluso cuando surge un asunto urgente, debe transmitir calma y serenidad ante los demás.

Como puedes ver, las funciones del secretario influyen positivamente en la organización de la agenda. Es alguien que se implica de una forma directa en el cumplimiento de los objetivos de la entidad. Es un perfil responsable, comprometido y motivado con el puesto de trabajo.

¿Te gustaria formarte en como secretaria o secretario de alta dirección? Descubre más aquí

Claves para ser un emprendedor de éxito

¿Sabes cuáles son las claves de un emprendedor que alcanza el éxito? Seguramente, si has llegado hasta aquí, te interesa saberlo. Es normal, sobre todo, si tienes un negocio en mente al que quieres dedicar tu carrera. En este sentido, has de saber que la formación es clave para que puedas gestionarlo adecuadamente y elevar al máximo su potencial, pero hay otros muchos consejos que también debes tener en cuenta.

¿Qué necesitas para ser un emprendedor?

Un emprendedor debe reunir una serie de características para alcanzar el éxito a través de su idea de negocio. Pero ¿cuáles son exactamente? Aquí las explicamos detalladamente.

1. Creatividad ante todo

La primera de ellas, obviamente, es la creatividad. Has de tener la habilidad de desarrollar modelos innovadores a partir de las necesidades que detectas en el mercado o sector que te gusta. Repetir las ideas que ya han tenido otros solo te llevará a competir en desventaja con empresas que llevan haciendo lo mismo que tú mucho más tiempo.

2. Pasión por tu idea

Otro aspecto clave es la pasión. Emprender un negocio en un área que no te gusta acabará en fracaso muy probablemente. En cambio, si te encanta, no te costará encontrar la motivación necesaria para levantarte de la cama cada mañana y luchar contra viento y marea para alcanzar tus objetivos.

3. Visión de negocio

Tampoco podemos olvidarnos de la visión de negocio. Has de ser capaz, a partir de la idea que se te ha ocurrido, de visualizar cómo será tu empresa y, posteriormente, llevarla a la realidad. En este sentido, tu capacidad de adaptación será clave. Una cosa es lo que imagines y otra muy diferente lo que podrás hacer de verdad.

4. Paciencia para afrontar los problemas

En este punto entra en juego la paciencia. Ningún negocio alcanza el éxito de la noche a la mañana. En la mayoría de los casos, hay que esperar años para obtener buenos beneficios. Probar cosas sin miedo a equivocarte y superar las adversidades que surjan es la única forma de llegar a lo más alto.

5. Asumir el rol de líder que te corresponde

El liderazgo es otra cualidad clave para cualquier emprendedor. Al fin y al cabo, el negocio es tuyo. Debes ser tú el que tome las riendas en lo que respecta a detectar oportunidades y aprovecharlas cuando llegue el momento. Esto no quiere decir que no te dejes asesorar por personas que sepan más que tú, como es evidente.

6. Autoconfianza

¿Quién va a confiar en tu negocio si tú mismo no eres capaz de hacerlo? Para lograr ser un emprendedor de éxito como aquellos en los que te has fijado, has de pensar que eres único y que tu idea puede llegar a lo más alto. Esto te llevará a actuar con seguridad ante tus potenciales clientes y proveedores, así como ante aquellos actores a los que quieras pedir financiación.

7. Vocación de aprender siempre

Ojalá llegue el día en el que puedas irte de vacaciones en tu yate gracias a los beneficios que genera tu negocio sin que tú tengas que hacer nada. Sin embargo, puede no suceder. Por ello, la carrera de todo emprendedor está marcada por la formación y el aprendizaje. Muéstrate receptivo ante nuevas ideas, sobre todo, por aquellos que te rodean en tu negocio. Las críticas constructivas te ayudarán a mejorar.

8. Has de ser responsable

La seriedad es clave a la hora de emprender un negocio. Especialmente, al principio. Con esto queremos decir que, cuando pongas en práctica tu idea, debes involucrarte en todas las actividades relacionadas con clientes, proveedores y socios. Serás responsable de los aciertos, pero también de los errores.

9. Capacidad para tomar decisiones

A nadie le gusta hacerlo, pero todos los emprendedores deben tomar decisiones de mayor o menor calado antes o después. Puede que sea el despido de uno o varios empleados o la realización de una fuerte inversión en modernizar los equipos. Da igual. Todas ellas debes tomarlas a partir de un análisis previo de los pros y contras y tratando de ser lo más objetivo que puedas. Solo así incrementarás las posibilidades de acertar.

10. Muestra empatía

La conexión que crees con tus clientes, empleados y proveedores será muy importante en el devenir de tu negocio. Solo así podrás entender sus necesidades y satisfacerlas con el propósito, respectivamente, de generar más ventas, dar lugar a un mejor ambiente de trabajo y acceder a acuerdos de colaboración más rentables para ti.

¿Cómo puede ayudarte un máster en dirección y gestión de empresas?

La formación universitaria es clave para emprender un negocio. Sobre todo, hablamos de carreras relacionadas con la administración, dirección y gestión de empresas, como puede ser el Grado en ADE, el Grado en Empresariales o cualquier otro relacionado con las ciencias económicas.

Sin embargo, por sí mismos, no te van a brindar todas las herramientas que necesitas para emprender con éxito. Sin duda, has de intentar llevar tus conocimientos un poco más allá. ¿Cómo? Pues mediante la realización de un máster en dirección y gestión de empresas.

La razón es simple. Este tipo de formaciones de posgrado poseen un carácter más práctico que teórico, algo que no sucede en los grados. No queremos decir que la teoría no sea importante, ya que sin ella probablemente no fuese capaz de asimilar lo que vas a aprender en un máster de este tipo. Más bien, a lo que hacemos referencia es que se trata de un curso mucho más adecuado para hacer realidad tu idea de negocio.

En definitiva, ya conoces las claves de un emprendedor que quiere alcanzar el éxito, así que solo te queda ponerlas en práctica. Como has podido ver, más allá de una serie de cualidades personales que debes trabajar, la formación universitaria es clave. Estudiando un máster en dirección y gestión de empresas tendrás a tu disposición todas las herramientas que necesitas para montar un negocio desde cero y llevarlo a lo más alto. ¿A qué esperas para matricularte?

10 características de un buen publicista

Si quieres llegar a ser un publicista de éxito, necesitas empezar a formarte. Además, es esencial que conozcas en qué habilidades destaca este perfil creativo. ¡Descubre cómo potenciar tu talento para trabajar en marketing y publicidad!

10 características que todo buen publicista debe tener

La formación universitaria te ayuda a construir tu marca personal. A continuación, descubre diez características esenciales para llegar a ser todo un experto en este ámbito:

1. Proactivo

Es un perfil que no queda a la espera de que la inspiración llegue en el momento adecuado. Explora la realidad, investiga otras opciones y analiza nuevas perspectivas. De este modo, identifica nuevas ideas en el marco de cada proyecto. Pone de manifiesto su alto nivel de implicación en diferentes ámbitos de su carrera. Por ejemplo, quiere seguir estudiando para impulsar su trayectoria: desea conocer las nuevas tendencias en publicidad.

2. Constante

No olvides que una campaña de publicidad requiere de muchas horas de trabajo en equipo. Y es habitual que surjan diferentes obstáculos en alguna etapa del proceso creativo. Por ello, un buen publicista destaca por su constancia: no pierde de vista el objetivo final. Generalmente, es un profesional que se integra en un equipo y se orienta hacia el largo plazo. En consecuencia, transmite su perseverancia y su motivación a los demás.

3. Observador

La capacidad de observación es inherente al trabajo desarrollado por este profesional. Es una característica que está presente en cada fase de un proyecto. En la etapa inicial, es determinante para contemplar la realidad desde un enfoque integral. Es decir, la mirada del publicista va más allá de la apariencia.

Por otra parte, su capacidad de atención le permite realizar un óptimo seguimiento de cada proceso. En definitiva, cuida la atención al detalle, visualiza algunas mejoras y corrige los errores existentes. Quiere captar la atención del público objetivo al que se dirige el mensaje de la campaña.

4. Humilde

Es muy importante que el publicista disfrute de su trabajo diario. Un profesional de éxito posiciona su nombre en el sector del marketing y la publicidad. Es positivo que mantenga la humildad a lo largo de su trayectoria laboral. Ten en cuenta que el sentido de la humildad es indispensable para seguir aprendiendo. También favorece la admiración hacia el talento de otros creativos. Además, evita que el trabajo en equipo pueda quedar condicionado por la rivalidad o la lucha de egos. Un trato cercano influye de forma constructiva en el mantenimiento de un clima agradable en el trabajo. Y las ideas fluyen con más facilidad cuando el ambiente creativo es amable.

5. Buen orador

Es habitual que el publicista trabaje en proyectos de equipo. Y comparte sus ideas y propuestas con los miembros del grupo. Presenta sus aportaciones de forma atractiva. Es decir, es un buen orador que defiende con argumentos sus puntos de vista. Pero es probable que otros compañeros tengan una opinión diferente respecto a una idea. Por ello, un buen publicista crea conversaciones transformadoras y plantea preguntas que ayudan a avanzar.

Recuerda que un publicista es un buen orador más allá de su horario laboral. También practica el networking y desarrolla sus habilidades sociales en los eventos a los que asiste.

6. Realista

Este profesional es creativo, ocurrente y soñador. Destaca por su capacidad para captar y observar la belleza. También siente interés por el mundo del arte, que se convierte en una fuente de inspiración constante. Crea contenidos sorprendentes a través del lenguaje de la publicidad.

Sin embargo, más allá de la imaginación, todo proceso creativo debe ajustarse a un presupuesto viable. Como puedes suponer, un buen publicista es realista porque propone ideas que se ajustan al contexto. Es decir, descarta aquellos recursos que no tiene a su alcance. Y se centra en los medios que puede utilizar.

7. Organizado

La improvisación y la espontaneidad son factores que tienen su propio espacio en el trabajo desarrollado por un publicista. Pero la clave de su éxito duradero reside, principalmente, en su capacidad de organización. De este modo, aporta un orden y una base estable a su rutina.

8. Un buen oyente

Un publicista emprende cada proyecto desde cero. Es decir, cada contenido es totalmente único y tiene algo especial. Es alguien que trabaja para clientes diferentes. Y es importante que cada uno esté satisfecho con la calidad del resultado final. Por ello, el publicista es un buen oyente que escucha con detenimiento el planteamiento inicial de cada cliente. Capta la esencia de su mensaje y crea una campaña que se alinea con las indicaciones que ha recibido. En definitiva, es un buen oyente, que transmite empatía y utiliza la comunicación asertiva.

9. Versátil

Un buen publicista destaca por su capacidad para explorar nuevos territorios creativos. Su talento se expande constantemente con nuevas fuentes de inspiración. Es un profesional que trabaja en proyectos variados y colabora con numerosos clientes. En consecuencia, debe ser versátil para crecer y evolucionar.

Tampoco pierdas de vista que el propio sector de la publicidad cambia permanentemente. Surgen nuevas tendencias de marketing digital que un experto debe conocer. Y todo ello requiere de una constante capacidad de adaptación.

10. Resolutivo

El trabajo de publicista es apasionante porque cada proyecto tiene un enfoque único. Pero también presenta constantes desafíos desde el punto de vista económico, organizativo o creativo. Cada reto queda superado por medio de su capacidad para ser resolutivo. En ese caso, no se queda anclado en el problema. Dirige su atención hacia la búsqueda de una solución eficaz.

Por tanto, si quieres ser un publicista de éxito, fortalece tu talento por medio de la formación. Es positivo que seas curioso, ingenioso y creativo. Como puedes ver, existen muchas habilidades y características que pueden ayudarte a destacar en el sector. En consecuencia, puedes empezar a estudiar marketing y publicidad para conocer todas las tendencias. Además de los puntos ya mencionados, existe otro aspecto que conviene señalar: es recomendable que el publicista desarrolle su labor de forma vocacional. Es decir, es positivo que el mundo de la publicidad te interese tanto como para implicarte profesionalmente.

Descubre todos nuestras formaciones en publicidad aquí

Las profesiones más demandadas del sector turismo

Las profesiones de turismo son muy demandas en el mercado laboral. Según Adecco, este sector es uno de los que más salidas te ofrece si te formas para él. Más aún, uno de cada diez trabajadores en el mundo se dedica al turismo. Esto se traduce en que este sector genera unos nueve millones de empleos en todo el planeta.

Además, si vives en España, te ofrece incluso más ventajas. Según la Organización Mundial del Turismo, nuestro país es el segundo que más visitantes recibe después de Francia. En total, son unos cincuenta y nueve millones de turistas al año. Y la previsión es que esta cifra aumente un cinco por ciento anual durante, al menos, las dos próximas décadas.

Por tanto, en el turismo tienes buenas oportunidades de trabajo. Para que sepas cuál elegir, vamos a mostrarte las profesiones vinculadas al turismo con más demanda.

¿Cuáles son las profesiones con mayor demanda en este sector?

El sector turístico engloba trabajos clásicos como camareros, cocineros, o recepcionistas y otros vinculados a las nuevas tecnologías o más especializados. En realidad, se trata de un sector muy competitivo donde el cliente exige la mejor calidad. Por eso, sus profesionales deben estar reciclándose permanentemente.

Asimismo, dentro del sector hay puestos demandados como dirección hotelera internacional o dirección de expansión que requieren formación universitaria. Pero también otros de tipo práctico que la exigen más práctica. Respecto a estos últimos, buenos ejemplos serían los trabajos de comercial de hotel o de asesor turístico.

A la vista de todo lo anterior, vamos a mostrarte las profesiones más demandadas en el mundo del turismo.

Empleos tradicionales

Las profesiones clásicas del sector turístico siguen siendo imprescindibles. Sobre todo cuando llega la temporada alta, es decir, el verano, se multiplica la demanda de cocineros, camareros, jefes de sala o trabajadores de limpieza. Para algunos de estos trabajos, no necesitarás estudios, aunque quizá sí experiencia. Depende de la categoría del establecimiento que busque estos profesionales. En cambio, para otros, es necesaria formación. Por ejemplo, si quieres trabajar como administrativo, tendrás que poseer conocimientos de contabilidad, ofimática y recursos humanos.

Junto a los trabajos que te hemos mencionado, también hay otros puestos con gran demanda en este subsector. Como ejemplos, tenemos el de controlador turístico o el de animador sociocultural.

Trabajos de atención al cliente

Antes nos referíamos a la importancia de que tengas buen trato con el cliente para que encuentres trabajo en este sector. Pues bien, los puestos relacionados con la atención al visitante figuran también entre los más ofertados por los negocios turísticos.

Te hablamos de los recepcionistas, que deben ser amables y correctos y sobre los que volveremos. Pero también de otros profesionales que se ocupan de mejorar la experiencia del viajero. Entre estos, los encargados de las relaciones públicas de hoteles y restaurantes; los informadores turísticos, que se encargan de asesorar a los turistas en sus visitas a monumentos y lugares de interés, y los que se ocupan de la experiencia del huésped. Es decir, quienes trabajan para que su estancia sea perfecta en todos los sentidos.

En cuanto a la formación y cualidades que te exigen para esos trabajos, depende tanto de cada uno como de cada establecimiento. Pero suelen ser, en todos los casos, la formación en hostelería o turismo. Y, sobre todo, tener una actitud proactiva, ser capaz de resolver problemas y empatizar con el cliente.

Recepcionista

Ya te hemos hablado de trabajar en la recepción de negocios hosteleros. Pero queremos profundizar en el puesto de recepcionista porque sigue siendo uno de los más ofrecidos. Podríamos decirte que es un clásico que siempre está entre los trabajos con más ofertas.

No en balde, su importancia es máxima. Porque el recepcionista es la primera persona con la que trata el viajero al llegar al hotel. En consecuencia, es el que causa la primera impresión positiva o negativa en el turista. Y esta influirá mucho en la valoración final que haga de su estancia.

Si quieres trabajar en este campo, tienes que saber idiomas y tener alguna formación turística. También es importante que sepas trabajar en equipo y que tengas conocimientos administrativos. Pero, sobre todo, que sepas tratar con el público y tengas vocación de servicio.

Profesionales de las nuevas tecnologías

Ya te hemos dicho que, en general, todas las profesiones relacionadas con las nuevas tecnologías figuran entre las más demandadas por este sector. Es el caso del community manager, que controla las redes sociales del negocio. Pero también del revenue manager, que se ocupa de analizar las cuentas de la empresa y planificar su actividad. O del customer relationship manager, que planifica las estrategias de marketing para atraer a nuevos clientes y conservar los ya logrados.

Puestos relacionados con nuevas tendencias de viajes

Como ya te hemos dicho, el turismo es un sector en permanente evolución. Por ello, existen ciertos puestos de trabajo novedosos como los anteriores, pero que tienen que ver con nichos de mercado emergentes. Y cada vez hay más ofertas para trabajar en ellos. Vamos a verlos.

– Experto en ecoturismo. El turismo por la naturaleza se ha puesto de moda en los últimos años. Se trata de un modelo de viaje que combina estancias en el campo con el cuidado del medioambiente. Y las propuestas pueden ser muchas. Por eso, las grandes compañías turísticas buscan expertos en este tipo de viajes.

 – Turismo gastronómico y enológico. Como en el caso anterior, los viajes de tipo gastronómico y relacionados con la cultura del vino también están de moda. Por eso, las grandes agencias turísticas buscan personas que conozcan los mejores circuitos de esta clase.

 – Asesor de turismo online. Muchas de las contrataciones de viajes se realizan por Internet. Y, lo que es más importante, los viajeros se guían por opiniones que aparecen en blogs y en redes sociales. Por ello, las compañías de turismo buscan asesores que sepan de viajes y también que manejen estas herramientas informáticas.

En conclusión, te hemos mostrado las profesiones de turismo con mayor demanda de trabajadores. Si te formas en alguna de ellas, tendrás más posibilidades de encontrar un buen puesto. Y, además, desarrollarás tu labor en un sector dinámico y en constante crecimiento.

Descubre todos nuestras formaciones en el sector turismo o pide información aquí

Marketing y relaciones públicas: Descubre los tipos de eventos en los que te puedes profesionalizar

Para las empresas, los eventos son un arma de comunicación muy útil. Permiten desde hacer branding hasta dar a conocer los nuevos productos o servicios, captar nuevos clientes o fidelizar a los que ya se tienen o mejorar la relación con los empleados. Pero para sacar el máximo beneficio a estos, debe contarse con un experto en la materia, que tenga clara la clasificación de eventos y que sepa cuál es el que mejor encaja con las necesidades presentes de las compañías.

¿Te gustaría trabajar en eventos y en su organización? Te contamos todo sobre ello para que sepas en qué especializarte y hacer de tu sueño una profesión.

¿En qué consiste el marketing de eventos?

A todo esto se le conoce como marketing de eventos por su carácter estratégico para promocionar un servicio, producto o empresa, aumentando así el reconocimiento de la marca. Esto es fundamental para enamorar y fidelizar a los clientes. En el evento se establece una conexión positiva (al menos, ese es el objetivo) a través de experiencias que se recuerden. Además, van a permitir enviar el mensaje de manera clara y poder contar con un feedback inmediato del público objetivo.

Los profesionales de este tipo de marketing recurren a los eventos con un objetivo claro, como puede ser.

-La construcción de relaciones estables con los clientes.

-Dar a conocer un nuevo producto o servicio e introducirlo a los posibles usuarios.

-Hacer promoción de una actualización de algo que ya estaba en cartera.

Lo que está claro es que introduciendo los eventos dentro de su plan de marketing, la marca afianza su branding y presencia.

Tipos de eventos que se pueden organizar en una empresa

Como te decíamos, y seguramente ya hayas estado en alguno, las compañías recurren a varios tipos de eventos empresariales para afianzar la relación con sus clientes y empleados. Entre ellos podemos citar los siguientes.

Congresos

En este tipo de eventos se reúnen profesionales de un sector en concreto o con un interés común para debatir sobre las tendencias y los retos a los que se enfrentan. Es un buen lugar para intercambiar información y es el auditorio perfecto para exponer nuevos productos o servicios que puedan interesarles. También es un buen motivo para reunir a los empleados de diferentes departamentos y que puedan poner en común su trabajo. Su duración es de entre 4 y 5 días, por lo general, y suele celebrarse de manera periódica (cada 1 o 2 años).

Seminarios

Se diferencian de los congresos en que, en vez de debatir, tienen carácter formativo. Su duración es más corta (suele ser entre 1 o 2 días) y en ellos, expertos en una materia forman a grupos reducidos en un punto de esta en concreto.

Convenciones

Una convención es una reunión de empresa con el objetivo de poner en común sus trabajos y líneas de acción. Es muy útil para cohesionar al equipo y hacer que los empleados se identifiquen con la marca.

Conferencias

Cuando se invita a una o varias personas relevantes en un sector a dar una charla sobre un tema específico,, se habla de convocar una conferencia. Este tipo de evento empresarial puede destinarse solo a un sector profesional o a la sociedad en general. Del objetivo que se busque dependerá el contenido de la ponencia.

Jornadas

Son reuniones con temática monográfica que interesa a los asistentes. No van a recibir formación específica, sino que cada uno expondrá sus opiniones para debatir y llegar a conclusiones. Es un ambiente muy colaborativo. Su duración ronda una semana.

Ferias y exposiciones

Son eventos con un alcance amplio en los que las empresas que asisten exponen sus productos al público, durante un tiempo y un espacio determinado. El responsable de marketing debe tener en cuenta tanto lo que se quiere mostrar a los asistentes como el diseño del expositor. Por lo general, representan una alta fuente de ingresos tanto para los expositores como para la entidad que las organiza.

Lanzamiento de un producto

Se convoca a los medios y al público objetivo para presentar el nuevo producto o servicio de la compañía en un acto.

Inauguración

Cuando una empresa estrena una sede suele celebrarse una fiesta de inauguración. Esta tiene como objetivo tanto que el público y empleados conozcan las instalaciones como hacer branding de la marca.

Workshops y eventos de ocio

Este tipo de eventos atrae al público objetivo hacia la marca. Mientras que un workshop tiene como objetivo la formación sobre el producto o servicio, cuando se habla de evento de ocio, suele perseguirse la fidelidad de los clientes y empleados a la marca.

Objetivos que persigue la organización de eventos

Como te decíamos, antes de comenzar a trabajar en eventos concretos, es preciso conocer los objetivos que tiene la marca a la hora de celebrarlos. Los más habituales suelen ser estos siguientes.

-Dar a conocer un nuevo producto o servicio generando expectativas en su uso a los asistentes.

-Los seminarios, convenciones o reuniones de trabajo tienen como objetivo la unión entre empleados y compañía.

-Mejorar la imagen de marca y el branding en general es posible gracias a los eventos con un carácter más divertido.

-Formar a los empleados o atraer nuevos talentos hacia la empresa se consigue mediante los congresos o las charlas impartidas por expertos en una materia.

Por último, se encuentra el objetivo es la difusión de conocimientos, de arte o de cultura. Debemos entonces crear un evento interesante para atraer a las personas más interesadas en ello en la zona.

Trabajar en eventos va más allá de la propia experiencia de la producción o de que el día de la celebración todo salga a pedir de boca. Lo primero es conocer los objetivos para elegir el marco perfecto entre los tipos de eventos empresariales. A partir de ahí, se puede escoger entre seguir la clasificación de eventos habitual o innovar para que resulte una experiencia distinta para los asistentes y así lo recuerden. Un buen profesional del marketing del sector es garantía de que sabrá orientar a los clientes hacia el éxito.

¿Quieres saber más sobre el master en comunicación y gestión de eventos? Clica aquí 

Azafatas de vuelo: Una profesión con mucho futuro

¿Quién no quiere un trabajo que le haga sentirse por las nubes todos los días? De seguro, muchos son los que buscarían un trabajo así, y nada como ser azafata de vuelo y proporcionarte ese mismo nivel de emoción. Además, al ser uno de los sectores de mayor crecimiento en los últimos tiempos, esta industria tiene muchas oportunidades para los solicitantes. Pero ¿sabes qué estudiar para ser azafata? Aquí te lo vamos a desvelar. Te comentaremos las ventajas de trabajar como auxiliar de vuelo.

La alta demanda laboral de las azafatas de vuelo

Los auxiliares de vuelo son los encargados de todas las funciones de seguridad en un avión. Como azafata de vuelo deberás ocuparte de los problemas de atención al cliente en tierra o en el avión. También deberás comunicarte con los pilotos y copilotos para asegurar que todos los pasajeros puedan tener una experiencia segura durante el vuelo.

Hoy en día, debido a la globalización, esta profesión está muy solicitada. La demanda de azafatas de vuelo es muy alta por dos razones.

– El número de personas que quieren viajar al extranjero está creciendo rápidamente. En España, el turismo es una de las principales fuentes de ingresos del país. Y tanto a nivel nacional como internacional, se sigue prefiriendo volar a usar otros medios de transporte. De acuerdo como Boeing, en los siguientes 20 años serán necesarias más de 800 000 azafatas en toda Europa. Y se nota en las grandes compañías como Iberia, Ryanair o Vueling, que están incorporando nuevo personal.

– Se necesita personal para sustituir en caso de que las azafatas oficiales no estén disponibles por diferentes casos.

Ventajas de ser azafata de vuelo

Los auxiliares de vuelo son miembros importantes de la tripulación de cabina de un avión, pues ayudan a los clientes durante el viaje. Estos profesionales trabajan para que los viajes en avión sean seguros y cómodos para todos los pasajeros. Si estás pensando en convertirte en auxiliar de vuelo, quizá te interese conocer las ventajas de una azafata de vuelo.

Buen salario

El salario, al empezar en una aerolínea, es bueno, igual que el de un profesional experimentado de otros sectores. La razón es que las escuelas que preparan a las azafatas ofrecen programas de formación diseñados según las necesidades de las aerolíneas. Por ello, se ofrece un buen salario porque la preparación es la necesaria para las empresas.

Volar por todo el mundo

Esta es una de las mayores razones por las que la mayoría de los jóvenes se sienten atraídos por este perfil laboral. Ser auxiliar de vuelo significa que tienes que estar presente siempre que el vuelo se desplace de un lugar a otro, por lo que viajarás a diferentes destinos. Esto es aún mejor cuando se trabaja para un vuelo internacional. Ello significa que podrás viajar por el mundo mientras trabajas. Así que si te gusta viajar, esta profesión está hecha para ti.

Cobrar por el alojamiento

Tal y como se ha mencionado anteriormente, podrás viajar por el mundo y cobrar por ello. Básicamente, como es parte de tu trabajo, tienes que desplazarte. Y esto significa que pasarás días fuera de casa. Así que las aerolíneas deben asegurarte un alojamiento apropiado. Los gastos de hotel también correrán a cargo de la propia empresa.

Conocer gente de todas las partes

Esta es, de nuevo, una razón por la que los auxiliares de vuelo nunca se sienten aburridos. Todos los días, cuando haces tu trabajo, conoces gente nueva. Conocerás nuevas culturas y personas y aprenderás muchas cosas de ellas. Trabajar como asistente te ayudará a mejorar tu personalidad y a aprender la forma de comportarse de la gente de diferentes lugares.

Consigue descuentos para tu familia

No hay muchos trabajos que además ofrezcan ventajas para tu familia o amigos. Las aerolíneas ofrecen descuentos para los miembros de la familia que podréis utilizar mientras voláis todos juntos. Algunas aerolíneas ofrecen también vacaciones para sus trabajadores con vuelos gratuitos.

Requisitos indispensables para ser azafatas de vuelo

Para ser auxiliar de vuelo, como en otras profesiones, se requiere una preparación específica para desempeñar de buena manera el trabajo. Además, se exige estar siempre formándose en idiomas para seguir avanzando.

Por ello, existen rigurosos requisitos para ser azafata:

-En primer lugar, ser mayor de edad. Más de 18 años en varias compañías, aunque hay aerolíneas que sitúan el mínimo en los 21 años.

-Altura mínima. Se exige, para las mujeres, medir un mínimo de 1,57 m y en el caso de los hombres, de 1,68 m. Y esto es por motivos de seguridad y para poder llegar al material de emergencia.

-Contar con los estudios necesarios. Es obligatorio tener el Certificado Oficial TCP, que se consigue en centros homologados por el Ministerio de Fomento. Para entrar a estudiar esta titulación debes tener superada la ESO.

-Idiomas. Es indispensable tener un nivel de inglés elevado. Además, las aerolíneas valorarán de una forma distinta el dominio de otros idiomas.

-Pruebas físicas superadas, como natación. También te prepararán en otras pruebas físicas porque debes demostrar que puedes aguantar el despliegue físico que conlleva esta profesión. También debes estar formado para actuar en caso de accidente.

-Superar el certificado médico aeronáutico por el que se acredita poseer una salud física y mental óptimas.

-Tener disponibilidad para moverse geográficamente. Es necesario estar en condiciones de pasar días fuera de casa en otros países o ciudades.

¿Qué estudiar para ser azafata?

Como has podido ver, son muchos los beneficios de empezar una carrera en el campo de la aviación. Para decidirte por esta profesión, debes valorar cuáles son tus prioridades y comprobar que los requisitos se adaptan a lo que buscas. Lo más importante es saber qué estudiar para ser azafata y que te prepares con profesionales que te garanticen una formación de calidad. Elegir una escuela oficial que te forme adecuadamente y te oriente en este ámbito es la clave para que puedas entrar en las aerolíneas mejor consideradas. Y para que, por lo tanto, disfrutes de esta profesión. Con un entrenamiento adecuado, podrás desarrollar las habilidades y los requisitos necesarios para ser azafata de altos vuelos.

¿Quieres saber más sobre el curso de tripulante de cabina de pasajeros? Clica aquí